El año del caballo y The Social Media Company

Este mes de febrero, dos proyectos por los que estábamos compitiendo se han quedado en el camino. La principal razón esgrimida ha sido que nuestras propuestas eran poco convencionales. Tras lamernos las heridas, abrir las ventanas y pasar la hoja del calendario, empezamos marzo haciendo autocrítica: ¿tenemos que dejar de ser poco convencionales?

El sábado pintamos un conejo blanco en la pared de la entrada de la agencia. Era una de las criaturas que teníamos previstas y que faltaba incorporar a los cuadros del Sombrerero Loco, las piezas de ajedrez, los naipes guardianes de las rosas rojas de la Reina de Corazones, los cromos de picar de “Al otro lado del espejo”, la colección de libros de lógica y fotografía de Lewis Carroll, los sellos para estampar de Alicia en el País de las Maravillas o el peluche del gato de Cheshire que forman la identidad de la madriguera desde la que los 365 días, y noches, damos vida a las marcas en las Redes Sociales. “It’s always tea time in Wonderland”; si aún no has venido a tomar el té y te apetece, estás invitado.

Después de esto, ser convencional supongo que no es lo que se espera de nosotros, o sí.

Lewis&Carroll_2014[1]El 31 de Enero empezó un nuevo año chino del Caballo, que dicen que son movidos, rápidos y cambiantes. Por los primeros 28 días, doy fe de ello. También dicen que hay 4 formas de enfrentarse al año del Caballo:

Sigue leyendo

Anuncios