Contenidos que alimentan la Red

El fenómeno de la cocina en Internet no es nuevo, pero no por eso deja de ser un fenómeno.

La cocina en la Red es un fenómeno por el impacto que tiene, creciente en la cantidad y calidad de las pubicaciones relacionadas, y, sobre todo, por el impacto también creciente en las dinámicas sociales, en la cesta de la compra y, por consecuencia, en las cuentas de resultados de las empresas de alimentación y en todos los sectores relacionados con la Comida, la Cocina, la Restauración y el Lifestyle.

Por eso es un fenómeno, y no parece que la perspectiva a corto y medio plazo sea que deje de serlo, más bien al contrario.

Cualquier momento es apropiado para hablar de cocina y alimentación, y lo es particularmente ahora, puesto que estos días se está celebrando en Barcelona una de las Ferias interancionales del sector de la alimentación más importantes del mundo: Alimentaria 2014.

Lewis & Carroll - Content Marketing

Para quienes llevamos ya unos cuantos años trabajando en el sector de la Alimentación es un hecho indiscutible que los contenidos relacionados con la cocina conforman una temática que, como muy pocas, crecen en cantidad, calidad e influencia. Y también es un hecho que el sector de la Alimentación tiene mucho que ver en el desarrollo de eso a lo que llamamos “Content Marketing”.

El Marketing de contenidos y el sector del Food & Beverage avanzan juntos y están impulsando, fortaleciendo e innovando en la relación entre Marcas, Consumidores e Influencers.

Nuestro trabajo para Marcas de referencia como Nestlé Postres, La Lechera o Nescafé Dolce Gusto nos demuestra día a día que la cadena de valor se redefine y se enriquece, igual que el rol que cada uno de los actores desempeña, y desempeñará, en la Gran Conversación.

La cocina en cifras.

A través de nuestra unidad de NetIntellingence, en Lewis & Carroll observamos y analizamos constantemente cómo evolucionan en la Red tendencias, temáticas, contenidos y relaciones. En lo que a las cosas de comer se refiere, estos son algunos datos interesantes:
Desde 2011 a 2013 la publicación de recetas de cocina en Internet en habla hispana ha crecido un 310%.

De las 670.000 recetas que se publicaron en 2011, hemos pasado a casi 2.100.000 en 2013. Y en el primer trimestre de 2014 estamos muy cerca del millón de recetas publicadas, es decir, casi el mismo volumen que el total de publicaciones que en todo el 2012. Es evidente que la cifra de 2013 quedará ampliamente superada este año.

Lewis & Carroll - La cocina en la Red - recetas 2011-2014

Manteniéndonos en el ámbito de los países hispanoparlantes, España marca la pauta.

Del total de contenidos de recetas de cocina publicados desde el 2011, España representa anualmente una media del 37% de todo el contenido publicado.

Lewis & Carroll - La cocina en la Red - recetas publicadas

Se pueden hacer muchas segmentaciones temáticas dentro del tema “recetas de cocina”, pero si tomamos una de las más genéricas: recetas saladas / recetas dulces, las cifras nos dicen que el interés por la repostería (recetas dulces) crece en todos los países de habla hispana, también con España a la cabeza.

Mientras que las recetas de repostería representan en alrededor de un 34% del total de recetas de cocina publicadas en los países de habla hispana, ese porcentaje en España sube hasta el 45%.

La tendencia del “dulce” es creciente. El máximo de los últimos 5 años se alcanzó en 2011. 2012 y 2013 registraron un cierto descenso de la repostería en la Red. 2013 ha sido el año menos dulce, con casi un 5% menos de recetas que el año anterior. Pero en lo que llevamos de 2014, el porcentaje de recetas de repostería ha crecido ya casi un 12% con respecto al mismo periodo del año anterior.

¿Está el deseo de nuestro paladar relacionado con la situación social y económica que vivimos?

Es una pregunta interesante, como muchas otras que podríamos plantearnos y a las que el análisis de los datos nos aportaría matices tremendamente ilustrativos.

Lo que es cierto es que cocinar es una categoría en auge, una tendencia al alza, un fenómeno que no se queda solamente en los fogones y que no se ciñe exclusivamente a la Red.

La cocina es transmedia.

No hay más que ver la proliferación y el éxito de los programas culinarios en la mayoría de canales generalistas y temáticos de todas las cadenas de TV que compiten ferozmente por llevarse la mayor porción posible del pastel de la audiencia (la analogía culinaria era inevitable…).

No hay más que entrar en el mundo de las Aplicaciones para Smartphones y Tablets para encontrar más de 2 millones de Apps ( de todo tipo y condición…) que nos ayudan a cocinar, a comprar, a conocer mejor los alimentos, a encontrar menús para celiacos, para diabéticos, para niños…

Y podemos cerrar el círculo buscando revistas de cocina en los kioscos y librerías. Más de 500 cabeceras (también de todo tipo y condición) que publicaron en los últimos 12 meses más de 300.000 artículos, recetas, consejos y sugerencias.

Solamente de una de las tartas más “archifamosas” en la Red, la Tarta de 3 Chocolates, generó el año pasado más de 68.000 contenidos entre recetas, variantes de las recetas y sugerencias de menús. 68.000 contenidos de una única tarta, de los cuales más de 20.000 nos ofrecieron todo tipo de consejos e indicaciones para elaborar este famoso pastel con otro de los fenómenos culinarios recientes: el robot de cocina Thermomix.

Si nos adentramos en el mundo de los pasteles de chocolate en Pinterest o en Instagram, nuestro viaje no tendrá fin.

La cocina es Innovación.

Probablemente uno de los sectores industriales, empresariales y económicos donde la INNOVACIÓN puede escribirse con mayúsculas. Innovación que va de la mano de una Investigación constante, del desarrollo de nuevos productos y servicios y de nuevas propuestas de todo tipo.

2014 food predictions

Innovación, por supuesto, en los contenidos y los formatos. Pero también innovación en la relación con los consumidores, con los prescriptores, con los Influencers y con los Medios de comunicación.

Podemos decir, sin ninguna duda, que el sector de la Alimentación, siendo uno de los más tradicionales, de los más arraigados en el tejido industrial , es también uno de los más innovadores, sobre todo en periodos donde la bonanza no es común denominador de la economía. Enlazando de nuevo con Alimentaria 2014, en la sección Innoval se puede ver una buena muestra de lo que significa Innovación en el sector de la alimentación.

Puesto que ahorrar es importante, todos buscamos la manera de hacer las cosas de la forma más económica pero al tiempo más natural y sostenible. Nos preocupa la economía y también el entorno. Cocinar más, comer más en casa, utilizar más el transporte público y poder tener automóviles más sostenibles son cosas que nos importan.

Innovar es investigar y escuchar.

De los muchos fenómenos que la cocina abarca, es especialmente significativo lo que muchos llaman “la fiebre del pan”. El interés por hacer nuestro propio pan ha crecido de manera constante en los últimos años.

Para poner este interés en relativo, valga este dato:

a finales del primer trimestre de 2012 el interés de los internautas españoles por elaborar pan casero era más o menos igual a su interés por el coche eléctrico. Dos años más tarde, el interés por la elaboración casera de pan multiplica por 2, 5 el interés que tenemos por el coche eléctrico.

Innovar es investigar y escuchar. Precisamente por eso la Red alimenta de manera creciente los laboratorios de ideas y desarrollos de la industria alimentaria.

Porque la Red, o lo que es lo mismo, los millones de personas que comparten sus opiniones, contenidos y recomendaciones, nos está diciendo lo que ocurre hoy, pero también nos está señalando el camino de lo que ocurrirá mañana.

José Antonio Rodríguez @jarodriguez / Alicia Iglesias @Aliciamiglesias / @lewisandcarroll

2 pensamientos en “Contenidos que alimentan la Red

  1. Ya echaba de menos tus magníficos posts!
    Encuentro muy interesantes los datos de evolución que presentáis.
    Fenómeno social? quizás antropológico. Según Maslow, después de la primera necesidad (el agua) está la de comer, es decir, llenar el estómago (crece el consumo de pan) y saciar el hambre (crece el interés por lo azucarado).
    Gracias JAR😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s