Jóvenes 2.0, Adultos 2.0, Marcianos 2.0

Hace unos días, Microsoft publicó su “Youth state of the nation – An inside report. Dive into a new world of youth”. Más allá de lo interesante del contenido del informe (que no vamos a repetir en este post, pero sí invitamos a nuestros visitantes a leerlo, no es demasiado extenso y, verdaderamente, su lectura es recomendable e ilustrativa; lo hemos subido a nuestro Slideshare para que lo tengan a “golpe de click” al final de este post), más allá de su contenido, decíamos, sus conclusiones nos dan pie para retomar un aspecto del entorno Social Media que, a día de hoy, para muchas marcas, empresas y organizaciones sigue siendo una gran “barrera de entrada”.

Podríamos enunciarlo de esta manera:

En las redes sociales la gente se comporta de manera muy extraña, y es difícil saber cómo actuar. Mejor lo dejamos para más adelante…

Esta sensación, o esta idea preconcebida, o esta visión del entorno fruto de la novedad y el conocimiento incipiente (todos tenemos un conocimiento incipiente!!!) provoca, en muchos casos, la parálisis por análisis, el distanciamiento por precaución, la ausencia por alto riesgo percibido, o la oposición por inexistencia de indicadores del ROI objetivos, mesurables y razonables.

En cualquiera de estos casos, “no estar” significa perder una gran oportunidad, porque, desengañémonos, quienes hoy dicen “no” terminarán diciendo “sí”, ya sea por convencimiento propio o por imperativo ajeno.

La gran oportunidad que están perdiendo es, sobre todo, la impagable oportunidad de aprender. No, no es un feliz, desinteresado o ingenuo planteamiento. Es un razonamiento absolutamente práctico, profesional y de negocio, el aprendizaje significa acortar el time to market, reducir el coste de oportunidad y multiplicar la ventaja competitiva. Ni más, ni menos.

Nadie nace aprendido. Nadie. Las personas, normalmente, dedicamos los primeros años de nuestra vida a aprender, y, con la actitud adecuada, no dejamos de aprender, y de querer aprender, durante el resto de nuestra vida.

Las personas pagamos por aprender. Le pagamos a nuestros sistemas de estado y de gobierno en forma de impuestos para la educación, le pagamos a las instituciones académicas y formativas en forma de dinero contante y sonante, le pagamos a nuestros padres, nuestros hermanos y nuestros abuelos en forma de cariño, respeto y atención, le pagamos a nuestros amigos con amistad y con conocimiento a cambio de conocimiento; aunque, en realidad, lo que estamos haciendo no es pagar, sino invertir… Quien no aprende, coincidirán conmigo, no tiene dorsal en esta carrera a la que llamamos “vida”.

Ah!, pero se diría que en esto del Internet 2.0 el aprendizaje más parece un gasto no asumible que una inversión necesaria. Aquí hay que llegar aprendidos, experimentados y arrasando y triunfando a ser posible. Pues no, no va a ser posible.

El título de este post refleja la “segmentación básica” que en la mayoría de casos se hace con respecto al entorno 2.0.

  • Los jóvenes 2.0 que hacen de las redes sociales su reino y actúan en él como dominadores del mundo (son los “nativos digitales”, y, sí, ése es su mundo).
  • Los adultos 2.0, que tienen un comportamiento más racional, claro, para eso son adultos, aunque, la verdad, parece que no tengan nada mejor que hacer que estar todo el día diciendo cosas insustanciales en las redes (no sé yo si relacionarse con los demás, de la manera que cada uno sienta o quiera, es insustancial…).
  • Los marcianos 2.0, que vienen a ser todos en general, jóvenes y adultos, porque no se sabe bien qué sacan de tanto post, tanto Twitter, tanto Facebook y tanto YouTube, que en la vida se trata de hacer cosas de provecho…

Y ante tan digital y empírica segmentación (fruto del conocimiento incipiente…) nos preguntamos “qué va a hacer una Marca seria como yo en un mundo de marcianos como éste?”. Aprender, tal vez? Es sólo una idea…

Segmentar por jóvenes y adultos es de una simplicidad peligrosa, desaconsejablemente peligrosa. Citando una de las conclusiones del informe de Microsotft:

“It’s easy to get caught up in the hype around teenagers. The notion that teens are too busy texting and Twittering to be engaged with traditional media is exciting, but false. To develop the best strategy around teens and media, start by challenging popular assumptions about teens. Don’t focus on the outliers, but on the macro-level trends of media and preferences for the segment. The averages will show you that teens can often be reached by the same means as their parents.”

Resumiendo: somos humanos, nuestras preocupaciones y aspiraciones esenciales son las mismas en el mundo offline y en el online, porque es un mismo mundo con personas diversas que, antes que como internautas, se comportan como personas, jovenes o adultas, no como marcianos.

Les sugerimos que le echen un vistazo a la presentación que ven justo bajo estas líneas. Se trata de un estudio llevado a cabo en 2008 por Universal Mccann que lleva por título “When did we start trusting strangers?

Personas, personas importantes, no marcianos. Ese es el principal aprendizaje. No nos dejemos llevar por lo anecdótico. Por ejemplo “es que la gente no se identifica como personas, se ponen unos nombres rarísimos, nunca sabes quién hay detrás de tal o cual perfil”.

De acuerdo, quién no le ha puesto motes en el colegio a sus compañeros, quién no ha tenido o tiene un mote, sea cariñoso o no, quien no ha utilizado un “cuatroojos”, “sandokan”, “cerecita”, “caraculo”, “barbie”, “princesita”, “rambo”, “cuellicorto”, “chuloplaya”… quien no habla, en la intimidad y con todo respeto, por supuesto, de “tiobroncas”, “macizorra”, “pecholobo”, “abrazafarolas”, “iluminao”, “aburremuertos”, “flojeras” o “melocomotodo”… Si cambiamos “mote” o “apodo” por “alias” o “nickname” tenemos los mismos comportamientos “analógicos” traducidos al entorno “digital”.

Aprender. Se trata de aprender. Y después participar. O participar mientras se aprende. O aprender mientras se participa. El universo Social Media es un extraordinario campo para la investigación cualitativa, también para la cuantitativa. Un fantástico entorno para la investigación etnográfica. Una oportunidad de negocio que no aprovecharemos si partimos de la premisa de que sólo encontraremos marcianos 2.0.

Verá a los demás como marcianos quien se comporta como un marciano. Si hacemos un poco de rastreo por las redes encontraremos muchas “Marcas marcianas”, que han entrado sin entender, que intentan conseguir sin aprender, que quieren respuestas sin preguntas, que pretenden recibir sin ofrecer. Eso es ser un marciano 2.0. Y, créanme, un marciano simpático puede encontrar apoyo, comprensión y aceptación; pero un marciano prepotente tiene tantas posibilidades de generar empatía como un niño pequeño de hablar correctamente cuando sus padres se comunican con él sólo con gritos o monosílabos bobalicones.

Somos lo que aprendemos, dentro y fuera de la Red. No les parece que hoy, ahora, es un momento tan bueno como cualquier otro para empezar????

José Antonio Rodríguez @jarodriguez

Anuncios

Social Media NO ES Mass Media low cost

Se utilizan, o se perciben, los Social Media como una alternativa low cost de los Mass Media tradicionales???

Social Media no es Mass Media low costEste es un post que nace de un debate que tenemos abierto en el Grupo de Lewis & Carroll en Linkedin “Social Media & Business Development” al que todos estáis invitados, por supuesto. De manera que es un post vivo y en evolución, y un debate en el que tenemos ilustres participantes David Soler Freixas, Armando Liussi Depaoli, Raúl Sánchez Peral a los que quiero enviar desde aquí mi agradecimiento. Sigamos…

Si entendemos una estrategia de Social Media como participación y no simplemente como una alternativa de planificación (planificación de Medios, me refiero), diría que de ninguna manera se puede entrar en Internet 2.0 como si fuera el camino barato para “colocar” material que ya tenemos producido.

Y planteo este debate porque he visto (me imagino que también muchos de vosotros) canales de YouTube llenos de refritos de spots antiguos, videos institucionales que nunca llegaron a ninguna presentación importante y, en definitiva, “caras B” de campañas, incluso material descartado que, como la gente en YouTube se lo traga todo, pues de relleno sirve.

Tampoco son infrecuentes los blogs con la Memoria Corporativa anual troceada en bonitos post salpimentados con fotos (de la misma Memoria anual), galerías en Flickr con los restos de sesiones fotográficas, slidespaces en Slideshare con presentaciones que harían mucho más servicio a la empresa si hubieran sido incineradas, etc.

De acuerdo, no sería serio decir que este patrón de utilización de los Social Media es el común, ahora bien, coincidiréis conmigo… o no, en que hay una cierta tendencia (potenciada probablemente por los duros momentos y los presupuesto “frozen”) a mirar al entorno 2.0 como una alternativa de menor coste que puede sustituir ciertas acciones antes encarriladas vía Mass Media.

El argumento del coste, estamos todos de acuerdo, creo yo, es un argumento de peso a la hora de tomar la decisión de poner en marcha una Estrategia de Social Media. Y sé por experiencia que en muchas ocasiones es el primero, pero no debería ser el único.

Como dice el dicho “solamente un necio confunde valor y precio“, y si bien es verdad que por un coste que nada tiene que ver con los costes de estrategias de Mass Media “tradicionales” podemos obtener unos muy interesantes resultados, es fundamental tener en cuenta los beneficios-clave (a mi juicio) que los Social Media proporcionan. Por iniciar una lista que os invito a ampliar y comentar, yo empezaría destacando:

No podemos negar la evidencia de que, en estos tiempos de poca alegría presupuestaria, el coste es un argumento de calado. Y, como comenta David Soler en el debate que tenemos abierto en Linkedin al respecto de que los Social Media no son Mass Media low cost:

No, es verdad, pueden no serlo… pero, sinceramente, tampoco me parece mal que los superescépticos entren en el mundo 2.0 por esta razón.

Lo que está claro es que, no debiendo generalizar ni minusvalorar los SM, sí son un lugar ideal para con un bajo presupuesto poder hacer campañas virales o mejorar branding.
De hecho es una de las razones con las que convences a tus clientes y, al final, para los que no tenemos presupuestos brutales nos va de maravilla utilizar esta estrategia.

Otra cosa es que los formatos elegidos (refritos y repetidos) sean los adecuados, que no lo son en ningún caso.

También es una gran verdad lo que apunta Raúl Sánchez:

A mi modo de ver hace falta un giro en la concepción de los Social Media por parte de las empresas y marcas. Las empresas están equivocando su táctica de comunicación a través de Internet ya que, si bien es cierto que algunas han entrado en esto que se conoce como web 2.0, muchas siguen utilizando una estrategia paleolítica en estos medios.

No, los Social Media no son Mass Media Low Cost. Y el que entre con esa mentalidad está, en mi humilde opinión, abocado a un fracaso estrepitoso en esa campaña y, lo que es peor, a salir tan escaldado que tarde mucho en volver a entrar.

Y, para terminar (más bien para continuar), lo importante es trabajar en pos de diferenciar valor y precio, que, aunque de perogrullo, necesita un esfuerzo de nuestra parte, como bien apunta Armando Liussi:

En cuanto a los SM (perdonadme que los siga pluralizando) es importante para la PyME entender que se trata de una de las áreas de trabajo de la Comunicación corporativa (branding, TOMA, PR, incluso customer services) y para las “majors” que la esfera 2.0 significa -siempre- conversación.

O sea que por un lado, en las PyMe, impulsar el concepto de que no se trata de un táctica temporal, ficticia, de moda y sin relación con el corpus identitatio de la marca. Por el otro, con aquellas que tienen constituido un largo y sólido camino en la comunicación, se trata de un cambio de cultura, pasando de emisor puro, de actor protagónico a ser un cercano oyente a los diferentes públicos.

¿Tenemos mucho trabajo por delante, verdad?

Efectivamente, queda mucho trabajo por delante, y si caemos en la banalización o las malas prácticas (hablo tanto de unos como de otros, empresas y colaboradores, usuarios y especialistas) estaremos dinamitando las bases de un nuevo paradigma lleno de oportunidades, beneficios y aprendizaje. Bien para uno, bien para todos, mal para uno, mal para todos.

El debate sigue abierto, ¿te animas?

Sin miedo 2.0

read this blog in your own language > .

.

Para quienes llevamos ya unas cuantas primaveras en esto “del Internet”, y algunas de esas cuantas en esto del “internet 2.0”, hablar sobre este entorno, dar charlas, conferencias, participar en coloquios, tertulias y foros es, hablo al menos por la parte que nos toca, una de las partes más gratificantes de este trabajo.

cerebro2-0En realidad, hablar sobre Internet 2.0 no es, estrictamente, nuestro trabajo. En nuestro caso, nuestro trabajo es asesorar a las empresas, trabajar con ellas, descubrir, construir y evolucionar juntos aprovechando al máximo las extraordinarias posibilidades que nos ofrece el Entorno Social y Empresarial 2.0. Ese es nuestro trabajo. Pero para llegar a poder hacer ese trabajo práctico es necesario cubrir primero una etapa que es, podríamos decir, más teórica pero no por ello menos necesaria, y no por ello menos interesante.

Hoy, en la sesión a la que hemos sido invitados por AGIMA, y para la que los amigos de Le Méridien Barcelona han oficiado como anfitriones, hemos podido compartir unas horas con un grupo de mujeres empresarias, profesionales, mujeres de negocios en definitiva, hablando de la Web 2.0.

Teníamos con nosotros emprendedoras que llevan 20 años al frente de su empresa de traducciones, valientes que se dedican al negocio de vender coches (en estos tiempos!!!) o de fabricar y vender piscinas, pioneras de las agencias matrimoniales, empresarias del sector de la estética y la cirugía plástica, empresarias del sector servicios, desde los servicios legales a los servicios domésticos, managers de relacions públicas hoteleras, figuras relevantes del mundo de las finanzas y las inversiones, ejecutivas bregadas en el duro ruedo de las multinacionales, profesionales de los medios de comunicación que comparten micro y ondas con Luis del Olmo (desde aquí un cálido abrazo a Don Luis, alguien que para muchos ya es tan de la familia como puede serlo una persona con la que compartimos las mañanas desde que él inventó una manera de hacer radio que sigue creando escuela), responsables de empresas de comunicación, figuras relevantes del entorno cultural y artístico… espero no dejar de mencionar a ninguna valiente.

Una parte de las asistentes estaba más familiarizada con esto de la Web 2.0, otras no tanto, otras utilizaban herramientas 2.0 sin ser conscientes de ello, algunas tenían actividad tanto profesional como personal, otras solamente profesional… pero, al final de la sesión, y eso es lo magnifico de este entorno, cada cual se ha llevado a su casa, a su empresa, a su actividad de mañana una perspectiva nueva, una nueva idea, unas cuantas nuevas inquietudes y seguro que algunos interrogantes abiertos sobre este “nuevo mundo” que se agazapa tras la etiqueta 2.0.

i-love-bloggingAquí en Wonderbusiness hablamos mucho sobre Internet 2.0, en ocasiones directamente (como en uno de nuestros post más leídos “Beneficios estratégicos de Internet 2.0”), y en el resto de las ocasiones de forma más o menos indirecta, pero en cualquiera de los casos y de las cosas hay algo a tener en cuenta: da igual que usted no esté en Facebook, que no tenga un blog, que no twittee, que no conozca Slideshare o que no vea videos en Youtube, da igual que tenga una Web “como las de antes” o una sofisticada Web “de las de ahora”, es igual si Flickr no le suena de nada, si Linkedin le dice más bien poco o si Technorati le queda tan lejano como el Fujiyama, no importa que Wolpi le recuerde al nombre de un personaje de dibujos animados o que Swotti pueda sugerirle el nombre que le pondría a su mascota, tampoco es crucial que Google sea su biblia, que Match.com sea o no una forma de hacer amigos o que tenga la más remota idea de qué posición ocupa su web en el ranking Alexa.

Da igual que usted sea creyente o prácticamente 2.0 o que no lo sea, usted y su empresa forman parte de Internet 2.0. Su empresa, su reputación online, su actividad comercial y, en definitiva, su negocio tienen múltiples lazos que le envuelven en la Web 2.0. No lo dude.

Es así, desde el momento en que alguien habla de usted, de su empresa, de sus productos, desde el momento en que alguien le menciona, le reseña, le nombra, le ensalza o le critica, desde el momento que alguien habla de lo que hace su empresa, desde ese momento Internet 2.0 le involucra. Es, pues, mucho mejor que, ya que forma parte de esto, descubra qué partido puede sacarle. Porque seguro que puede sacarle partido.

Lo primero y más importante que descubrirá es que tiene ante usted un enorme abanico de posibilidades en el que no había reparado y que, a partir de este momento, le darán mucho que pensar. Pensar es bueno, siempre es bueno. Usted, nosotros, todos sabemos que pensar es bueno. Internet 2.0 nos aporta mucho material para pensar y eso es mucho más de lo que se puede decir, por ejemplo, de la oferta de programación televisiva en cualquiera de las cadenas que tenemos al alcance de nuestra TDT…

redes-socialesNo tenga miedo, no piense que esto es una revolución tecnológica que le ha pillado sin formación de ingeniería cuántica aplicada y que, por tanto, está usted fuera de juego porque se considera una persona “básicamente analógica”. Descubra sin miedo alguno el entorno 2.0, descubra y experimente. Tiene la mejor herramienta en sus manos, y seguro que la domina: se llama sentido común.

Y aunque todavía no dominemos mucho esto de la Web 2.0, casi todos hemos oído hablar de la Web 3.0 (o Web semántica, y aquí volvemos a mencionar como ejemplo interesante uno de los palabros de antes: Swotti.com), y empezamos, al menos algunos, a hablar de la Web 4.0 ( WebOS, es decir, que la Web será ya el verdadero Sistema Operativo Universal, con lo cual lo que se nos viene a a la cabeza es una Red global que no actúa solamente como conexión entre ordenadores donde la inteligencia reside en los procesadores y la Red solamente los enlaza, sino que la Red es la inteligencia y los procesadores acturán tan solo como elementos de transmisión, explotación y aplicación concreta de esa gran inteligencia distribuida que, además, crece y se sofistica con la experiencia de cada usuario, de cada búsqueda, de cada acción, ufffff)… y lo que vendrá.

Mientras tanto, mientras todo eso sucede (es decir, mientras entre todos hacemos que todo eso suceda), las cosas irán cambiando cada vez más ¿Cómo y hacia dónde? Pues vaya usted a saber. Lo que sí es cierto es que si todo esto de la Web 2.0, por mucho que lo haya intentado y probado, no le sirve de nada a su negocio… no se preocupe, como mínimo seguro que habrá conseguido que alguien, a quien no conoce absolutamente de nada, haya contactado con usted y le haya pedido ser su amigo 😉

En fin, después de días como hoy, con momentos compartidos como los de hoy, uno vuelve a su despacho, se sienta delante de su ordenador, se pone a escribir un post para su blog y, sonriendo, piensa “cómo me gusta este trabajo”.

Beneficios estratégicos de Internet 2.0

read this blog in your own language >
….

.los-supersonicosPuede que no sea verdad todo lo que se cuenta de Internet 2.0. Es posible que la Web social, en la que la gente participa y los contenidos se comparten, sea solamente una moda pasajera que se marchita cuando llega el otoño. Puede ser que el Social Media Marketing (el término, de momento, no aparece en Wikipedia… eso querrá dcir algo???) sea otro de esos inventos que los tipos que nos dedicamos al Marketing nos sacamos de la manga para dar la impresión de que nuestro trabajo tiene algo de provechoso para la especie humana. Y puede que, a fuerza de ponernos sarcásticos, cínicos y descreídos, perdamos de vista la realidad (efímera o duradera, eso no lo sabe nadie) en la que hoy nos toca vivir.

los-picapiedraSi, es cierto, también hay quien argumenta que lo que sucede es que Internet “no es la realidad”. A quienes de verdad se creen esa apreciación nos permitimos sugerirles, es más, les pedimos que nos expliquen, ¿dónde acaba la realidad entonces?, o ¿dónde empieza? Quizá todo debería ser menos digital, más sencillo y auténtico, recuperar el troncomóvil podría convertirse en el paradigma de la automoción sostenible…

Mientras tanto, el 2009 ya ha empezado y, quien más quien menos, o se ha olvidado de los buenos propósitos del año nuevo o se ha puesto de verdad manos a la obra para realizarlos. La crisis se ha adueñado de los diarios económicos y de todos los demás. La crisis está tan presente en nuestras vidas que a todos se nos ha quedado el gesto un poco menos alegre y el semblante más sombrío. La crisis y la toma de posesión de Obama no dejan casi espacio para nada más. Los presupuestos de marketing de las empresas han sufrido más caídas que la Bolsa y las cadenas de TV se quejan de que sus ingresos publicitarios ya no les alcanzan ni para comprar las nuevas temporadas de las series americanas.

Así las cosas, creemos que es un momento tan bueno como cualquier otro para ofrecer nuestra respuesta a la pregunta ¿A dónde nos lleva el Internet 2.0?

Y para eso no vamos a extendernos aquí en disertaciones, hemos preparado una presentación que les invitamos a ver.

Si de verdad esto del Internet 2.0 no existe, no se preocupen, ya se cansará la gente de todos los que escribimos sobre esto y trabajamos en este terreno. Si, por el contario, sí que existe, nos queda un largo e interesante camino por recorrer… a todos. Feliz Internet 2.0.0.9 😉