Por un Internet libre, universal y generador de riqueza.

Internet es un motor social, económico, intelectual y político.

La Red es de las personas, no de las autoridades regulatorias. Las Administraciones públicas tienen el reto de extender y preserar esa libertad, no el derecho a censurar, coartar y perseguir en base a intereses puramente económicos y de otra ínbdole.

Soy internauta. Soy blogger. Soy escritor. Soy libre.