Beneficios estratégicos de Internet 2.0

read this blog in your own language >
….

.los-supersonicosPuede que no sea verdad todo lo que se cuenta de Internet 2.0. Es posible que la Web social, en la que la gente participa y los contenidos se comparten, sea solamente una moda pasajera que se marchita cuando llega el otoño. Puede ser que el Social Media Marketing (el término, de momento, no aparece en Wikipedia… eso querrá dcir algo???) sea otro de esos inventos que los tipos que nos dedicamos al Marketing nos sacamos de la manga para dar la impresión de que nuestro trabajo tiene algo de provechoso para la especie humana. Y puede que, a fuerza de ponernos sarcásticos, cínicos y descreídos, perdamos de vista la realidad (efímera o duradera, eso no lo sabe nadie) en la que hoy nos toca vivir.

los-picapiedraSi, es cierto, también hay quien argumenta que lo que sucede es que Internet “no es la realidad”. A quienes de verdad se creen esa apreciación nos permitimos sugerirles, es más, les pedimos que nos expliquen, ¿dónde acaba la realidad entonces?, o ¿dónde empieza? Quizá todo debería ser menos digital, más sencillo y auténtico, recuperar el troncomóvil podría convertirse en el paradigma de la automoción sostenible…

Mientras tanto, el 2009 ya ha empezado y, quien más quien menos, o se ha olvidado de los buenos propósitos del año nuevo o se ha puesto de verdad manos a la obra para realizarlos. La crisis se ha adueñado de los diarios económicos y de todos los demás. La crisis está tan presente en nuestras vidas que a todos se nos ha quedado el gesto un poco menos alegre y el semblante más sombrío. La crisis y la toma de posesión de Obama no dejan casi espacio para nada más. Los presupuestos de marketing de las empresas han sufrido más caídas que la Bolsa y las cadenas de TV se quejan de que sus ingresos publicitarios ya no les alcanzan ni para comprar las nuevas temporadas de las series americanas.

Así las cosas, creemos que es un momento tan bueno como cualquier otro para ofrecer nuestra respuesta a la pregunta ¿A dónde nos lleva el Internet 2.0?

Y para eso no vamos a extendernos aquí en disertaciones, hemos preparado una presentación que les invitamos a ver.

Si de verdad esto del Internet 2.0 no existe, no se preocupen, ya se cansará la gente de todos los que escribimos sobre esto y trabajamos en este terreno. Si, por el contario, sí que existe, nos queda un largo e interesante camino por recorrer… a todos. Feliz Internet 2.0.0.9 😉


Consejos SEM y SEO para el 2009

read this blog in your own language >
..

lewis-carroll-christmas5El 2008 se acaba. La Navidad ya está aquí. El 2009 nos espera y seguro que será un año de retos, oportunidades, esfuerzo y sorpresas. Puede que en la Red no exista la Navidad, o puede que todo el año sea Navidad. En cualquier caso, tanto si le hemos escrito la carta a Papá Noel como si la hemos remitido a los Magos de Oriente, hay cosas que nosotros y solamente nosotros podemos hacer. Cosas sencillas pero importantes que pueden marcar la diferencia.

En este breve post queremos ofrecerles unos muy sencillos consejos para este 2009 lleno de incertidumbre que ahora está a punto de llegar. Seguirlos y ponerlos en práctica está al alcance de cualquiera. Son consejos para la estrategia y la operativa:

Estrategia: piense en clave SEM

  • Seguro que Esto Mejorará

Operativa: actue con orientación SEO

  • Sea Extremadamente Optimista

Puede que sean consejos con poco rigor técnico y que no se adapten a los algoritmos de los motores de búsqueda. Puede que aplicarlos influya relativamente poco en la indexación de Google y en el posicionamiento de su Web o de su Blog. Pero si su estado de ánimo no es brillante y no tiene el convencimiento de que su esfuerzo dará frutos, entonces no hay planes de acción que valgan.

Recuerde que las cosas sencillas suelen ser las que mejor funcionan. Y ver el lado positivo de la situación siempre es una buena estrategia.

Feliz Navidad y Feliz 2009.

lewis-carroll-christmas21

L@s niñ@s son los amos de Internet

read this blog in your own language >
..

Es su medio, su mundo, su entorno natural. Para ellos una dirección postal o un teléfono fijo no significan demasiado, un número de teléfono móvil resulta algo más util por la sencilla razón de que pueden enviar y recibir mensajes, pero cuando quieren estar en contacto, cuando conocen a otros niños y hacen nuevos amigos, no le piden ninguno de esos datos, le dicen: dame tu messenger. No le preguntan si tienen ordenador, si están conectados a Internet o si tienen una cuenta de hotmail, dan por supuesto que todos esos requisitos se cumplen y que, además, la conexión es ADSL. Los niños son seres de banda ancha.

incredibles-kids32

Así que, no se engañen, Internet no es nuestro. Nosotros tan solo lo estamos preparando para que ellos hagan de Internet lo que nosotros a duras penas podemos imaginar. Podemos hablar de innovación tecnológica, de desarrollo de negocio, de comunicación e interacción, de redes sociales y de la Web 2.0, de la Web 3.0 y de cualquier neologismo que se nos vaya ocurriendo. Prehistoria. El Internet maravillosamente moderno que le permite hacer tantas cosas y a través de cuyas autopistas repletas de bytes ha llegado a este blog es poco más que una Beta llevada a cabo con mucho trabajo y las mejores intenciones.

Ser niño ya no es lo que era. Ser niño es lo más parecido a ser piloto de Fórmula 1, porque la infancia es una época que corre a velocidad de vértigo. Por eso son los niños los mejor preparados para asumir, entender, desarollar y mejorar todo aquello que encuentran a su alrededor.

Las estdaísticas dicen (y son estadísiticas del 2007 de EE.UU., con lo cual las cifras deberían ser revisadas al alza) que los jóvenes que ahora tienen menos de 22 años han pasado:

– más de 20.000 horas frente al televisor

– más de 5.000 horas jugando con videoconsolas

– más de 5.000 horas hablando por teléfono

– han enviado y recibido más de 250.000 mensajes SMS y correos electrónicos

– y más de la mitad han creado algún contenido para Internet

También dicen los datos de diversas fuentes y estudios que un niño o niña de 13 a 15 años tiene, de media, más de 350 contactos agregados en su messenger, que en una sesión tiene abiertas de 5 a 15 conversaciones simultáneas y que le resulta más ergonómico un mando tipo PlayStation que un volante para “conducir” un coche en sus videojuegos. Realmente los seres de banda ancha están dibujando un futuro que se adelanta al nuestro.

La clave para entender cuál es el rol y la importancia de los niños en el desarrollo de la tecnología es asumir que, pobablemente por primera vez en la historia, los niños aventajan a sus padres en el acceso y el uso de las tecnologías. La informática se ha abaratado lo suficiente como para que un ordenador no sea un objeto caro que hay que mantener apartado del alcance de los menores. Por otro lado, las aplicaciones, contenidos y utilidades pensadas para los niños, o que los niños pueden utilizar “a su medida” son muy numerosas y fácilmente accesibles a través de la Red. Se acabó la tecnología y los dispositivos “reservados a los mayores”. Los móviles, las PDAs, los ordenadores, las videoconsolas, los MP3 y MP4 forman parte del entorno natural de la mayoría de nuestros hijos y por ese motivo son ellos, en muchos casos, los early adopters, los dinamizadores e introductores de la tecnología en los hogares, las familias y las escuelas. No podemos ignorar eso.

Les mueve la curiosidad y la ilusión.

Dos poderosos motores a los que hay que sumar la ausencia del “pánico tecnológico” tan típico de nuestra generación (los que estamos entre los treinta y tantos y los cuarenta y tantos…), que nos ha hecho ver la tecnología muchas veces como una amenaza más que como una aliada.

Ahora bien, cuando hablamos de niños y de Internet, surge de inmediato la gran preocupación: la seguridad. Cualquier búsqueda en Google sobre Internet e infancia nos dará como resultado miles de página donde la pornografía, el acoso, el cyberbullying y los contenidos peligrosos son el gran tema de debate. Es cierto, Internet está lleno de contenidos que son peligrosos o, como mínimo, desaconsejables para los menores. Exactamente lo mismo que sucede en el mundo real.

Padres, educadores, autoridades y asociaciones se preocupan y proponen medidas, filtros, protocolos de seguridad para salvaguardar a las niñas y niños de aquello que puede perjudicarles. Es una preocupación justificada y, ciertamente, un problema grave. Pero, no perdamos de vista algo esencial…

El problema de los niños en Internet no es la seguridad, es la Responsabilidad. Y la responsabilidad es nuestra, siempre. La mejor medida preventida y el mejor filtro de seguridad para proteger a los niños del “peligro de Internet” son unos padres a su lado.

Tenemos que aprender también nosotros, de manera activa, como compartir con nuestros hijos la vida digital. Debemos velar por ellos, pero, sobre todo, debemos navegar con ellos. Prohibir es la peor de las alternativas, aunque tiene el perverso atractivo de que es la más sencilla. No lo olvide.

Y desde aquí, planteamos el reto de incorporar a los niños, a los jóvenes, a los adolescentes al desarrollo de Internet. No solamente como observadores o como usuarios de las herramientas y los contenidos. Son esenciales en los diseños, en los desarrollos, en los test y en la innovación. Cualquier proyecto con vocación de perdurar y aportar valor debería tener en su núcleo de desarrollo la ilusión, la creatividad, la capacidad y las espectativas de los más pequeños ¿Cómo hacerlo? No mirando a los niños solamente como un atractivo segmento del mercado, sino como un imprescindible colaborador. El sistema educativo, el sistema económico, el entorno tecnológico… tienen en los más jóvenes el punto de intersección clave.

Seamos creativos, pensemos en nuevas fórmulas de aprovechar el talento infantil porque su valor es incalculable. De esta manera, su Internet será también el nuestro y la brecha tecnológica que se abre entre generaciones será un puente y no una frontera.

christams_bell

Por último, es de gran ayuda no olvidar que todos llevamos un niño dentro, o deberíamos, gracias al cual seguimos ayendo sonar el casacabel de Santa Claus… ¿no lo recuerda? En eso caso, quizá debería volver a ver, con sus hijos o sus sobrinos, Polar Express.

Redes sociales verticales, negocios transversales

Se da por supuesto que usted es miembro de una red social. Porque, en estos tiempos, da la impresión de que, si no es así, es usted lo más parecido que se puede encontrar a un extraterrestre o a un heremita digital. La situación era muy diferente hace tan solo unos meses  ¿Qué ha sucedido?

red-robot

En abril publicábamos un artículo aquí en Wonderbusiness que hablaba de la buena salud de las Redes Sociales, “Redes Sociales con buena salud y buenos negocios“, y hacíamos esta reflexión:

¿Hacia dónde caminan las redes sociales? Sin ninguna duda hacia la especialización. Siguen un tránsito de lo genérico a lo concreto. Es decir, de las Redes sociales transversales estamos “migrando” a las Redes sociales verticales. Tanto es así que, si bien se mira, grandes Redes sociales incuban y crean en su seno subredes temáticas. Redes dentro de otras redes.

Más o menos por esas fechas, desde finales de 2007 hasta mediados de 2008, han ido apareciendo en los medios de comuniación algunos artículos, estudios y casos hablando de un fenómeno en ciernes: las redes sociales verticales. Ha pasado poco tiempo, y la especialización, o verticalización, es a todas luces un hecho.

minority-reportNo es un fenómeno sorprendente en realidad, es lógico que así sea. Y lo es porque las personas tenemos la tendencia, o la necesidad, de agruparnos buscando afinidades que nos permitan compartir aquello que para nosotros es importante. Puesto que compartir es algo que caracteriza la Web Social, la verticalización de las Redes Sociales, horizontales y generalistas en sus inicios, caía por su propio peso. Si es usted miembro de Linkedin, o de Xing, o de Facebook (por poner como ejemplo tres de las redes más conocidas), a estas alturas seguramente será ya miembro de varios grupos dentro de su red.

Pueden ser grupos relacionados con la zona geográfica donde vive, con su especialidad profesional, con sus aficiones o hobbys, con sus preocupaciones sociales o sus ideas políticas. Las redes sociales se autosegmentan y además de los grupos que los administradores de las redes van abriendo, también los usuarios tienen la posibilidad de proponer y abrir grupos específicos. Redes dentro de las redes.

El otro punto clave de la evolución de las redes es la interconexión. Las redes sociales, los blogs y las plataformas de compartir contenidos diversos se interconectan. De esta forma, usted puede integrar en Linkedin su blog de WordPress, las presentaciones que tiene colgadas en slideshare, los archivos que desee compartir de box.net o las fotos de su album de Flickr. También esto era previsible, y que llegase no era más que cuestión de tiempo. Redes y plataformas interconectadas, esencia pura de Internet.

¿A dónde nos lleva todo esto, qué nuevas posibilidades se nos presentan? ¿La especialización de las redes sociales significa que los negocios, o los modelos de negocio, se hacen cada vez más verticales también? Las posibilidades que se presentan son muchas y, no, los negocios no necesariamente tienen porqué hacerse verticales, al contrario, es una magnífica oportunidad para que negocios muy verticales se transformen en transversales o, dicho de otra manera, si usted tiene un negocio “de nicho”, es decir, muy enfocado a un target muy concreto, ahora tiene la posibilidad de acceder a su público, a su mercado, por diferentes vías de entrada e incluso diversificarlo sin perder su esencia.

exploradorwebExploremos algunas posibilidades interesantes.

– Posicionamiento por contenidos útiles. Seguro que puede explicar cosas interesantes para sus clientes y clientes potenciales. Cosas y casos prácticos que les pueden servir para utilizar mejor sus productos o servicios, para sacar más provecho de ellos, para disfrutarlos más y mejor, para aplicarlos en su vida cotidiana con mayor frecuencia. Transforme esos consejos, propuestas y explicaciones en “cápsulas de contenido útiles” y póngalas al alcance de su público-objetivo en la Red ¿Cómo? Con presentaciones atractivas que puede colgar en slideshare, con videos didácticos e interesantes que puede subir a youtube. Adapte contenidos que seguro que tiene (si no los tiene no es nada difícil generarlos y darles el formato adecuado a cada plataforma) y póngalos a disposición de su público. No lo olvie, dos condiciones: contenidos interesantes y útiles (una presentación corporativa típica no es ni una cosa ni la otra). De esta manera conseguirá posicionarse por el valor directo que ofrece a su mercado, que es bastante más interesante que el posicionamiento SEO o SEM tradicionales, porque posiciona su empresa por valor no por palabras-clave.

– Investigación, estudio y seguimiento en tiempo real. Quien diga que en su negocio la investigación y análisis del mercado y el estudio de la conducta del consumidor no son importantes es que no tiene un negocio o está a punto de no tenerlo. Ya lo decían en Expediente X, “la verdad está ahí fuera”. Si no sabe lo que hace su competencia o lo que el mercado opina y dice de los productos, servicios y manera de actuar de su empresa, entonces va usted conduciendo con una venda en los ojos. Las posibilidades de accidente son elevadas. Tiene herramientas como delicious, google reader, google alerts, los rankings de Alexa, technorati, por ejemplo. Todas estas herramientas de la Red pueden transformarse, adaptarse a las necesidades de información de su negocio. No es complicado, basta con saber qué hace cada una y qué partido se le puede sacar para su caso particular. El resultado es información en tiempo real, con cobertura internacional y datos precisos de aspectos importantes que de otra forma le costaría mucho tiempo, esfuerzo y dinero conocer.

– Prospección, coolhunting y benchmarking “directo desde el lugar de los hechos”. Expansión, internacionalización, nuevos mercados, nuevas tendencias, nuevos consumidores… Los propios usuarios de la Red pueden ser una extraordinaria fuente de información de primera mano que le ayuden a orientar su negocio hacia nuevos territorios y a desarrollar nuevos productos y servicios. Si, por ejemplo, está pensando en abrirse a nuevos mercados, abriendo establecimientos o sedes, o simplemente exportando, puede utilizar algunas redes sociales como herramienta de coolhunting (análisis de tendencias) y de benchmark.

Los usuarios de Wolpy son viajeros, les gusta comentar los lugares que visitan y son usuarios intensivos de la fotografía digital. Si se hace miembro de Wolpy puede entrar en contacto con gente que ha estado, o que piensa ir a los países y ciudades sobre los que usted necesita información. Pregúnteles, invíteles a que, si van a tal o cual lugar le comenten tal o cual aspecto, se sorprenderá de la colaboración que recibe. Algo similar puede hacer en Dopplr, otra red de viajeros (está más enfocada a los viajes de negocios) en la que puede obtener valiosos testimonios e información relevante de aspectos importantes para su negocio. Y luego tiene la propia blogosfera, inmensamente rica en contenidos y opiniones. Si es usuario de WordPress, sin ir más lejos, puede utilizar el “navegador de etiquetas” para saber qué se publica sobre los temas que a usted le interesan.

Son unos pocos ejemplos de las utilidades que ofrece la Red. Bien es verdad que las herramientas de nada sirven si no se saben utilizar o no se utilizan correctamente, pero para saber exactamente la utilidad que le brindan primero debe conocer, aprender qué hacen los usuarios en cada uno de esos lugares, cómo se relacionan, que contenidos y opiniones comparten. Eso significa tiempo y atención. Y significa también que hay que ser recíproco en el intercambio, es decir, que si usted necesita y pide información, es natural que ofrezca contenido e información. Compartir. Si lo que da tiene valor, tendrá valor lo que reciba.

Por eso, los negocios, los productos y servicios que cada empresa ofrece, aunque sean muy especializados, pueden encontrar nuevos colectivos a los que llegar, nuevas maneras de adaptarse a necesidades que antes no eran conocidas. Con ligeras modificaciones se puede ampliar el mercado. Por otro lado, si el negocio es muy generalista, adaptarse a diferentes tipos de público redundará en una mayor penetración en determinados segmentos que quizá hasta ahora parecían inabordables.

sharing-knowledgeSería una quimera tratar de hacer una tabla de equivalencia entre todas las redes sociales, plataformas de contenidos y comunidades de usuarios y la utilidad que cada una puede reportar a una empresa. En esto, como en casi todo, cada caso es diferente. Y puesto que nadie conoce su empresa mejor que usted, nadie como usted para explorar, aprender y aplicar, con sentido común y filosofía de compartir, las amplias posibilidades que ofrece el universo 2.0. Eso sí, le llevará su tiempo, pero es un tiempo bien invertido.

Y, claro está, todo esto tiene impacto en las organizaciones porque, aunque todavía es algo muy poco habitual, es necesario que dentro de las estrucutras empresariales comiencen a crearse y profesionalizarse personas o departamentos cuya misión fundamental es estar permanentemente trabajando para la Marca en la Red. Si quiere sacar provecho de la Red, la Red debe formar parte de la filosfía y la cultura de su empresa.

Crisis, negocios y deuda.

read this blog in your own language >

.

Vivimos la era de lo intangible. Tanto que la crisis que ahora estamos viviendo deriva de algo igualmente intangible. Resulta curiosos cómo han cambiado las cosas. Cuando pensamos en lo que ha sucedido (y sucede) en EE.UU. con las tristemente famosas hipotecas basura (subprime), llegamos a la conclusión de que la gigantesca burbuja que se ha foramdo en los útlimos años y que ha provocado la situación actual tiene uno de sus epicentros en el valor que el sistema financiero le ha concedido a algo absolutamente intangible: la deuda.

Hemos pasado del valor de lo que se tiene al valor de lo que no se tiene. En realidad, una hipoteca no es más que la deuda de alguien, una deuda asumida para adquirir un inmueble. Una deuda significa que alguien debe retornar un dinero que otro alguien le ha prestado, para esa devolución dispone de tiempo, mucho tiempo incluso, a condición de que lo que acabará devolviendo es bastante más de lo que le fue prestado. Por tanto, quien se hipotecó, o sea, el deudor, pasa a ser un cliente a largo plazo de quien le prestó el dinero.

Podríamos decir, en cierto modo, que no es la deuda donde reside el valor, sino en el cliente. Pero en este caso eso sería un gran eufemismo porque este cliente (que somos la gran mayoría de nosotros porque quien más quien menos convive con una hipoteca) está sometido a un plan de fidelización forzoso que, si hubiera podido, no habría elegido. El vínculo que une al cliente con su proveedor de financiación es por un lado la necesidad y por otro la falta de alternativa, de manera que, aunque no suene bien, el verdadero valor se le otorga a la deuda, no al cliente.

Parece que dejó de ser cierto el dicho popular “tanto tienes, tanto vales” y pasó a ser ley el “tanto debes, tanto vales”. Eso hace funcionar el sitema financiero y la estructura empresarial en un entorno tremendamente inestable, y la inestabilidad llega un momento que hace tambalear las estrucutras hasta el punto crítico de vencer las resistencias y hacer que todo se desplome. Demasiada tensión provoca un crack. Pura física. Pura lógica. Sentido común… ya saben, el menos común de los sentidos.

Pero, por mucho que esta crisis derive de algo tan intangible como la deuda, sus consecuencias sí que son tangibles. Negocios que caen, empresas que cierran, personas que pierden su empleo, patrimonio que se pierde. Todo eso y mucho más son los resultados que vemos y tocamos cada día. Además, las Bolsas de todo el mundo se han vuelto esquizofrénicas y las caídas, ligeras recuperaciones, nuevos desplones y futuro incierto son pan nuestro de cada día ¿Se ha perdido la dignidad a la hora de hacer negocios?, a los grandes negocios nos referimos ¿Se ha tornado todo tan especulativo que la ambición pasa por encima de todo lo demás? ¿Hemos perdido el sentido ético a la hora de hacer negocios? Queremos confiar en que no, pero la realidad demuestra que algo de todo eso se ha ido olvidando.

Negocios, crisis, dinero. Cada cual más virtual que el anterior ¿Será que la economía y los sitemas financieros no soportan tanta virtualidad? Tanta virtualidad y tantos supuestos no cumplidos: préstamos hecho para generar deuda avalada por unas propiedades que, se suponía, nunca iban a perder valor con lo cual si el dedudor no podía pagar, el acreedor se quedaba un inmueble que valía más dinero que cuando fue comprado y así el prestamista siempre gana… y resulta que no. Resulta que se han construido tantas casa que no hay gente suficiente para habitarlas porque, al fin y al cabo, tampoco nos compramos una casa nueva cada año y no hay necesidad ni dinero para afrontar un coste tan elevado. Por lo tanto llega un momento en que el constructor no tiene más dinero para seguir construyendo, el banco no tiene más dinero para seguir prestando y el deudor no tiene más dinero para seguir pagando, y llega el Crack. El sistema cede. Demasiada tensión. Demasiados supuesto no cumplidos.

Todo excesivamente virtual en el sentido negativo de la palabra. Virtual porque todo este funcionamiento del sistema se ha basado en supuestos que nadie con dos dedos de frente se hubiese creído. Y resulta que nos lo hemos creído todos. O todos lo hemos asumido y hemos participado. O la mayoría de Bancos, entidades financieras y grupos aseguradores en todo el muyndo lo han hecho, que viene a ser lo mismo.

Ah, entonces ¿sobrevivirá algo o alguien a la crisis? Por supuesto. Claro que sí. Muchos sobrevivirán, habrán aprendido, habrán sido ágiles, inteligentes y cautos. Muchos habran, habremos aprendido. Y saldremos adelante.

  • Las empresas de éxito tras una época de crisis, o bien son empresas que vienen del periodo anterior y han soportado bien el cambio adaptándose al nuevo ecosistema, o bien son empresas de nueva creación pero cuyo talento viene de la experiencia acumulada y observada en las empresas de la época anterior.
  • Las empresas que lideran tras una época de cambio son las que han aprendido de la crisis, no las que reniegan de viejos esquemas entendiendo que solo conducen al fracaso.
  • Las empresas que se fortalecen después del caos son las que siguen atentamente el mercado y entienden que las personas no cambiamos de la noche a la mañana de forma radical. No hay transformación social o económica que sea tan fulminante, todo requiere un tiempo de adaptación. Las empresas que ofrecen buenos resultados en entornos inestables son las que no cometen el error de pensar que un mercado es amplio o está maduro cuando no es ninguna de las dos cosas. Son las que no hacen apuestas imposibles ni se creen supuestos infundados.
  • Las empresas con crecimientos meteóricos tienen enorme predisposición a los descensos igualmente meteóricos, y tanto una cosa como la otra ocasionan traumas enormes.

Estamos en la Era 2.0, es cierto, también los negocios evolucionan hacia ese 2.0, cierto. Pero eso no quiere decir que todo se transforme en humo, ni que los sistemas productivos dejen de ser necesarios, ni que los sectores económicos primario y secundario queden obsoletos e inservibles y que el futuro esté sólo en el terciario, en los servicios, y aún más allá, en los contenidos, en el conocimiento puro, en el éter virtual. No.

Detrás de todo negocio y de toda expectativa debe haber una realidad. Si ofrece un producto debe poder fabricarlo, servirlo, mantenerlo y reponerlo. Si ofrece un servicio debe ofrecer garantías, atención y solución de problemas. Si tiene un negocio, debe responder de lo que ofrece su negocio. Las promesas sobre promesas siguen siendo humo virtual, o sea, nada. La nada no genera riqueza, no alimenta la economía, no nos permite pagar la hipoteca y no es suficiente para pagar la compra en el supermercado.

Y, para terminar, claro, todo esto es tan solo un tema de dinero. El dinero, que es mucho más virtual aún que los negocios 2.0 y que la crisis 3.0. El dinero es un concepto, una metáfora, una ilusión que hemos plasmado en papel y en tarjetas de plástico para que nos parezca real. Pero no lo es. José Antonio Marina publicaba hace muy poco un artículo muy interesante en el diario español La Vanguardia hablando sobre la absoluta virtualidad del dinero, y en sus múltiples conferencias y artículos ha hablado muchas veces de la   falta de inteligencia empresarial que aqueja a muchas compañías en el tejido económico español.

Podríamos extendernos sobre esta tema hasta caer exhaustos. No lo vamos a hacer. Tan sólo, para terminar, una reflexión sencilla: si todos ofrecemos humo, si todos vendemos humo, habrá que hacer una hoguera muy grande para generar tanto humo, y acabaremos quemándonos.

Este es un video muy interesante e ilustrativo, dura alrededor de 10 minutos. De hecho es un extracto del original (que dura 47 minutos) “El dinero es deuda” y que les invitamos a ver, si tienen un poco más de tiempo, merece la pena.