Por un Internet libre, universal y generador de riqueza.

Internet es un motor social, económico, intelectual y político.

La Red es de las personas, no de las autoridades regulatorias. Las Administraciones públicas tienen el reto de extender y preserar esa libertad, no el derecho a censurar, coartar y perseguir en base a intereses puramente económicos y de otra ínbdole.

Soy internauta. Soy blogger. Soy escritor. Soy libre.

Anuncios

No Robots, no Spam, no Lies…

Si está elaborando, o tiene pensado llevar a cabo una Estrategia de Social Media, nuestra recomendación, la principal, la más importante, es lo que en Lewis & Carroll llamamos el Principio H.P.T: Human, Personal and True.

Desarrolle todos y cada uno de sus proyectos, así como todas las tareas que éstos conllevan, de manera personal. Sin robots, sin mensajes ni respuestas automatizados. Nos gustan las personas, no los Robots.

Puede que ciertos automatismos como los mensajes de bienvenida o de agradecimiento por seguirnos (en Twitter) nos permitan ganar en “agilidad”, pero a nadie le gusta que le diga “hola” o le de las “gracias” una máquina. Hacerlo manual, individual y personalmente lleva más tiempo, desde luego, pero no cree que alguien que se ha tomado la molestia de llegar a su contenido, incluso a seguirlo o agregarlo a su RSS, se merece de sobras ese tiempo?

No lleve a cabo bajo ningún concepto ninguna acción, dinamización o relación que pueda ser considerada como spam.

Hay redes sociales (como Facebook, Dopplr, Xing…) donde se pueden agregar contactos de otras redes, incluso permite subir contactos de su libreta de direcciones… recuerde que su libreta de direcciones no es la BB.DD. de clientes, ni de contactos, ni de prospects de su empresa, ni una lista sacada de su aplicación de CRM. Da igual cuan numerosa sea la “comunidad” de la que forma o quiere formar parte. Es igual cuan numeroso le gustaría que fuese su club de fans. Si quiere conquistar interés y confianza acostúmbrese a contar a las personas de la única manera razonable: una a una.

No falsee personalidades y no responda de modo engañoso a ninguna pregunta, interacción o reacción de cualquier persona.

Sea quien dice ser, no oculte su personalidad, no enmascare su Marca, no pretenda que sus objetivos sean subliminales. No tome por estúpidos a quienes pueda interesar lo que tiene que contarles. Mentir es una mala práctica en cualquier entorno, y las consecuencias de mentir son igualmente nefastas en cualquier entorno.

El hecho de que en Internet sea sencillo decir una cosa por otra y camuflar su verdadera identidad bajo pseudónimos, avatares, nicks o alias no invalida el hecho de que es una mala práctica. Que sea fácil no lo transforma en bueno.

No somos tontos. Usted no es tonto, no se engañe pensando que los demás sí lo son. Todos sabemos a qué jugamos, podemos aceptar contenidos comerciales interesantes, podemos atender a propuestas comerciales relevantes, sabemos separar el grano de la paja.

No hace falta que su Marca sea una inmensa bandera, pero si es una Marca la que está detrás de un perfil, de un grupo, de un blog, de una canal, de una herramienta o de una plataforma, no lo oculte, no lo camufle como si fuese un espía infiltrado o un charlatán de feria disfrazado de persona respetable.

Ya sabe, también en la Red “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

Diga siempre quien es, de la manera más adecuada. Diga si respalda, o esposoriza, o promueve, o se adhiere, o patrocina, o si sencillamente simpatiza con el contenido que quiere promover.

La sinceridad, la transparencia, la honestidad se valoran, o acaso no las valora usted? Se jugaría su Reputación Corporativa, su Reputación Social, con todo lo que ha invertida en ella, con todo lo que ha invertido en crear y consolidar su imagen de Marca?

No Robots, no Spam, no Lies.

A partir de ahí, estrategia, planificación, creatividad, constancia y compromiso siempre. Construya su Social Media Plan a partir de una base sólida, o bien asegúrese de que quien colabore con usted en este terreno lo haga.

Investigación de Mercado 2.0

Vivmos en la Sociedad-Red. Una sociedad cuyos parámetros, dimensiones y transformaciones a menudo nos superan.

La generación de información y contenidos es abrumadora. Por ejemplo, la edición digital del New York Times contiene más información en un día de la que podía disponer en toda su vida un ciudadano del siglo XIX. En los próximos 90 minutos se generará en la Red información equivalente a la que ha producido la humanidad en los últimos 500 años.

Según los expertos, en 2015 las 5 profesiones con mayor demanda serán profesiones que hoy todavía no existen.

Los nuevos profesionales utilizarán en su trabajo tecnologías y aplicaciones que aún no están desarrolladas. La Red será un enorme Sistema Operativo global (lo que ya estamos empezando a denominar Web 4.0 ó Web OS) que habrá convertido Internet en una inmensa inteligencia distribuida que aprende de cada usuario y que, al mismo tiempo, comparte con cada uno el conocimiento universal.

Todos esto quiere decir que nuestros hijos deberán solucionar problemas para los que no hemos podido prepararles y manejar relaciones en las que no hemos podido educarles. Su mundo será la Red.

La investigación y el análisis de mercado ha sido siempre muy importante. Hoy ha dejado de ser importante para convertirse en esencial. Investigar es estratégico para saber, conocer, comprender y conversar. Participando en la Gran Conversación Social podremos aprender, experimentar y actuar de manera continua. La Investigación 2.0 nos abre una nueva perspectiva.

Así es cómo nosotros entendemos y aplicamos la Investigación 2.0.

Facebook somos todos… /1.

Pero, ¿cuántos somos todos? Pues, digamos que todos los que estamos en Facebook somos 6.710 millones personas. Curioso, esa cifra coincide exactamente con la población mundial.

¿Quiere eso decir que toda la población del mundo mundial está en Facebook? ¿No es un poquito exagerado? Teniendo en cuenta que en el mundo somos 1.596 millones de internautas (según datos de Internet World Stats), efectivamente parece un poco exagerado … Pero sigamos con la reflexión.

Cuando decimos que todos estamos en Facebook lo hacemos en un sentido literal, es decir, no hablamos de usuarios registrados con perfiles activos. Ahora bien, si sumamos los usuarios activos, más todos aquellos que estamos fotografiados, etiquetados o mencionados, entonces no queda nadie en el mundo que no esté en Facebook.

facebook-robotsPor ejemplo, vas a una cena, haces fotos y las cuelgas en tu Facebook. Pongamos que es una cena de amigos, colegas y ex-colegas de trabajo, en total 35 personas; de las cuales sólo 17 tienen perfil en Facebook, los otros 18 no son usuarios, pero en el momento en que el que ha hecho las fotos las cuelga también ellos están en Facebook. A partir de entonces pueden ser etiquetados, comentados y, lo que es más importante, el hecho de estar en Facebook repercute en su vida. Alguien les puede llamar por teléfono y decirles “Hey, ¿cómo fue la cena, que te he visto en el Facebook de fulano?” De esas 18 personas que antes no tenían su Facebook es probable que alguna se apunte. Y el número crece.

Démosle una vuelta más. Nos vamos de viaje, fotografiamos a diestro y siniestro (que con la fotografía digital lo de hacer fotos es como respirar, si no haces 500 fotos en un viaje es como si no hubieras ido) y colgamos el resultado (bueno, una selección, por favor) en Facebook ¿A cuántas personas habremos fotografiado que no tienen Facebook, que probablemente ni han oído hablar de él y que, posiblemente, no llegarán a enterarse de que están retratados en la Red? Seguramente muchas. Pero también ellas están en Facebook.

Si seguimos extrapolando ejemplos, llegamos fácilmente a sumar millones y millones de personas. Por eso decimos que, en realidad, Facebook somos todos.

facebook-amigos¿Cuántos usuarios tiene en realidad Facebook? Pues a estas alturas de abril ha superado los 200 millones (de los cuales el 70% están ya fuera de los EE.UU.). Por lo tanto se revela un poco exagerado lo de que todos estamos en Facebook, ¿o no? Sabiendo que el ritmo de crecimiento de Facebook es de unos 5 millones de usuarios semanales (ha tardado unas 5 semanas en pasar de 175 a 200 millones), lo que viene a significar casi un millón de nuevos usuarios al día… hagan sus propios cálculos…

Facebook es el paradigma de la Red Social Global, una red horizontal, generalista, abierta y pública. Todos tenemos cabida en Facebook. Luego hay grupos, páginas y comunidades más concretas en las que nos organizamos por temáticas, por lugar de nacimiento, porque coinciden nuestros apellidos, porque apoyamos causas humanitarias o porque nos da la gana.

Hay otras Redes Sociales, desde luego, de diferentes características y particularidades (algunas que ni siquiera consideramos aún redes sociales pero que los son), como Twitter, por citar otro ejemplo conocido, pero Facebook es el paradigma. Si no estás en Facebook no existes, o casi.

Por lo tanto, cuando abordamos la participación de las Empresas y las Marcas en la Gran Conversación 2.0, siempre surge Facebook ¿Cómo podemos estar en Facebook? ¿Qué participación podemos tener y qué podemos esperar? ¿Cuál es la estrategia de presencia y participación más adecuada?….

Hablamos de este tema en el siguiente post…

Sin miedo 2.0

read this blog in your own language > .

.

Para quienes llevamos ya unas cuantas primaveras en esto “del Internet”, y algunas de esas cuantas en esto del “internet 2.0”, hablar sobre este entorno, dar charlas, conferencias, participar en coloquios, tertulias y foros es, hablo al menos por la parte que nos toca, una de las partes más gratificantes de este trabajo.

cerebro2-0En realidad, hablar sobre Internet 2.0 no es, estrictamente, nuestro trabajo. En nuestro caso, nuestro trabajo es asesorar a las empresas, trabajar con ellas, descubrir, construir y evolucionar juntos aprovechando al máximo las extraordinarias posibilidades que nos ofrece el Entorno Social y Empresarial 2.0. Ese es nuestro trabajo. Pero para llegar a poder hacer ese trabajo práctico es necesario cubrir primero una etapa que es, podríamos decir, más teórica pero no por ello menos necesaria, y no por ello menos interesante.

Hoy, en la sesión a la que hemos sido invitados por AGIMA, y para la que los amigos de Le Méridien Barcelona han oficiado como anfitriones, hemos podido compartir unas horas con un grupo de mujeres empresarias, profesionales, mujeres de negocios en definitiva, hablando de la Web 2.0.

Teníamos con nosotros emprendedoras que llevan 20 años al frente de su empresa de traducciones, valientes que se dedican al negocio de vender coches (en estos tiempos!!!) o de fabricar y vender piscinas, pioneras de las agencias matrimoniales, empresarias del sector de la estética y la cirugía plástica, empresarias del sector servicios, desde los servicios legales a los servicios domésticos, managers de relacions públicas hoteleras, figuras relevantes del mundo de las finanzas y las inversiones, ejecutivas bregadas en el duro ruedo de las multinacionales, profesionales de los medios de comunicación que comparten micro y ondas con Luis del Olmo (desde aquí un cálido abrazo a Don Luis, alguien que para muchos ya es tan de la familia como puede serlo una persona con la que compartimos las mañanas desde que él inventó una manera de hacer radio que sigue creando escuela), responsables de empresas de comunicación, figuras relevantes del entorno cultural y artístico… espero no dejar de mencionar a ninguna valiente.

Una parte de las asistentes estaba más familiarizada con esto de la Web 2.0, otras no tanto, otras utilizaban herramientas 2.0 sin ser conscientes de ello, algunas tenían actividad tanto profesional como personal, otras solamente profesional… pero, al final de la sesión, y eso es lo magnifico de este entorno, cada cual se ha llevado a su casa, a su empresa, a su actividad de mañana una perspectiva nueva, una nueva idea, unas cuantas nuevas inquietudes y seguro que algunos interrogantes abiertos sobre este “nuevo mundo” que se agazapa tras la etiqueta 2.0.

i-love-bloggingAquí en Wonderbusiness hablamos mucho sobre Internet 2.0, en ocasiones directamente (como en uno de nuestros post más leídos “Beneficios estratégicos de Internet 2.0”), y en el resto de las ocasiones de forma más o menos indirecta, pero en cualquiera de los casos y de las cosas hay algo a tener en cuenta: da igual que usted no esté en Facebook, que no tenga un blog, que no twittee, que no conozca Slideshare o que no vea videos en Youtube, da igual que tenga una Web “como las de antes” o una sofisticada Web “de las de ahora”, es igual si Flickr no le suena de nada, si Linkedin le dice más bien poco o si Technorati le queda tan lejano como el Fujiyama, no importa que Wolpi le recuerde al nombre de un personaje de dibujos animados o que Swotti pueda sugerirle el nombre que le pondría a su mascota, tampoco es crucial que Google sea su biblia, que Match.com sea o no una forma de hacer amigos o que tenga la más remota idea de qué posición ocupa su web en el ranking Alexa.

Da igual que usted sea creyente o prácticamente 2.0 o que no lo sea, usted y su empresa forman parte de Internet 2.0. Su empresa, su reputación online, su actividad comercial y, en definitiva, su negocio tienen múltiples lazos que le envuelven en la Web 2.0. No lo dude.

Es así, desde el momento en que alguien habla de usted, de su empresa, de sus productos, desde el momento en que alguien le menciona, le reseña, le nombra, le ensalza o le critica, desde el momento que alguien habla de lo que hace su empresa, desde ese momento Internet 2.0 le involucra. Es, pues, mucho mejor que, ya que forma parte de esto, descubra qué partido puede sacarle. Porque seguro que puede sacarle partido.

Lo primero y más importante que descubrirá es que tiene ante usted un enorme abanico de posibilidades en el que no había reparado y que, a partir de este momento, le darán mucho que pensar. Pensar es bueno, siempre es bueno. Usted, nosotros, todos sabemos que pensar es bueno. Internet 2.0 nos aporta mucho material para pensar y eso es mucho más de lo que se puede decir, por ejemplo, de la oferta de programación televisiva en cualquiera de las cadenas que tenemos al alcance de nuestra TDT…

redes-socialesNo tenga miedo, no piense que esto es una revolución tecnológica que le ha pillado sin formación de ingeniería cuántica aplicada y que, por tanto, está usted fuera de juego porque se considera una persona “básicamente analógica”. Descubra sin miedo alguno el entorno 2.0, descubra y experimente. Tiene la mejor herramienta en sus manos, y seguro que la domina: se llama sentido común.

Y aunque todavía no dominemos mucho esto de la Web 2.0, casi todos hemos oído hablar de la Web 3.0 (o Web semántica, y aquí volvemos a mencionar como ejemplo interesante uno de los palabros de antes: Swotti.com), y empezamos, al menos algunos, a hablar de la Web 4.0 ( WebOS, es decir, que la Web será ya el verdadero Sistema Operativo Universal, con lo cual lo que se nos viene a a la cabeza es una Red global que no actúa solamente como conexión entre ordenadores donde la inteligencia reside en los procesadores y la Red solamente los enlaza, sino que la Red es la inteligencia y los procesadores acturán tan solo como elementos de transmisión, explotación y aplicación concreta de esa gran inteligencia distribuida que, además, crece y se sofistica con la experiencia de cada usuario, de cada búsqueda, de cada acción, ufffff)… y lo que vendrá.

Mientras tanto, mientras todo eso sucede (es decir, mientras entre todos hacemos que todo eso suceda), las cosas irán cambiando cada vez más ¿Cómo y hacia dónde? Pues vaya usted a saber. Lo que sí es cierto es que si todo esto de la Web 2.0, por mucho que lo haya intentado y probado, no le sirve de nada a su negocio… no se preocupe, como mínimo seguro que habrá conseguido que alguien, a quien no conoce absolutamente de nada, haya contactado con usted y le haya pedido ser su amigo 😉

En fin, después de días como hoy, con momentos compartidos como los de hoy, uno vuelve a su despacho, se sienta delante de su ordenador, se pone a escribir un post para su blog y, sonriendo, piensa “cómo me gusta este trabajo”.