La crisis de la prensa y el País de las Maravillas…

El Sombrerero Loco‘Los Angeles Times’ coloca un gran anuncio de la película ‘Alicia en el País de las Maravillas‘ cubriendo la totalidad de su portada y abre el debate sobre la repercusión de la crisis en la prensa.

.

El debate sobre la crisis de la prensa no es nuevo, ni siquiera es reciente. El debate sobre la crisis de la prensa viene de atrás, de antes de que esto a lo que llamamos Internet 2.0 cobrase la relevancia que hoy tiene y pusiese en cuestión quiénes serán los verdaderos generadores de contenidos de interés y de qué manera la reputación y la credibilidad de dichos generadores de contenidos influirá en la evolución del Periodismo digital…

El debate, no me cabe duda, seguirá abierto y candente durante mucho tiempo, quizá siga permanentemente abierto, lo cual, a mi modo de entender, es consustancial al propio concepto de periodismo.

En cualquier caso, la llegada a las salas de cine de uno de los estrenos más esperados de los últimos tiempos, el film de Tim Burton en 3D Alice in Wonderland, le ha dado al debate una vuelta más de tuerca.

El viernes día 5 de marzo se estrenó la película en las salas de Estados Unidos. El mismo día 5, Los Ángeles Times esperaba a sus lectores en los kioscos con una portada sorprendente: una anuncio, un anuncio a página completa de la película. Dicho de otra manera, la portada del LA Times era una página de publicidad….

Es posible que en diferentes circunstancias (socioeconómicas, quiero decir) este hecho tuviese una lectura distinta, posiblemente se hablaría de la audacia de la maquinaría de Marketing de  Disney (productora de la película de Burton) o de su poderío económico para poner encima de la mesa los muchos miles de dólares que el anuncio en cuestión ha costado.

Sharon Waxman, prestigiosa blogger que conoce y divulga como nadie los entresijos de ese peculiar micromundo que es Hollywood desde su blog TheWrap.com, publicaba, el mismo día 5, cifras del coste del anuncio “Times Sells Disney Its Front Page for $700K” haciendo en su post una reflexión sobre la relación amor-odio que desde hace tiempo mantienen editores de diarios y publicistas… bueno, en realidad los editores no tienen un conflicto con los publicistas, el conflicto lo tienen con los financieros.

El fenómeno Wonderland saca de nuevo a la primera plana (nunca mejor dicho) el funambulístico equilibrio que los diarios digitales están llevando a cabo para seguir con su actividad, no bajar los estándares de calidad periodística y tratar de mantener, o más bien de conseguir, la rentabilidad. En diferentes lugares del mundo, otros diarios como El País en España, se hacían eco y comentaban la noticia: ‘Los Angeles Times’ coloca un gran anuncio de la película ‘Alicia en el País de las Maravillas’ cubriendo la totalidad de su portada y abre el debate sobre la repercusión de la crisis en la prensa”.

No seremos nosotros quienes encontremos la piedra filosofal que explique los fundamentos reales de la “crisis de la prensa”, ni tampoco quienes proporcionemos las claves de la transformación del “periodismo digital”; sin embargo, sí que nos gustaría hacer nuestra personal aportación al gran debate vigente sobre el tema. Y la aportación tiene dos reflexiones:

A/ El uso de Internet cuestiona el modelo de la prensa:

Horas semanales dedicadas a diferentes actividades

Princiales usos de Internet

Actividades a las que el uso de Internet roba tiempo

Los datos del Informe sobre la Sociedad de la Información en España 2009 dicen que, en el periodo 2004-2008, el consumo de horas de Internet ha pasado de 10 a 14 horas semanales, mientras que el consumo de TV baja, el consumo de Radio baja, y bajan también las horas dedicadas a leer periódicos y revistas.

Pero las cifras también nos dicen que los dos usos mayoritarios que los internautas hacemos de la Red son: buscar información y ver contenidos audiovisuales. Para completar el panorama, hay que tener en cuenta que si cada vez le dedicamos más tiempo a navegar por Internet (y puesto que los días siguen teniendo las mismas 24 horas de siempre) por fuerza debemos restarle tiempo a otras actividades: sobre todo a ver la TV y a leer periódicos y revistas.

Sesudos y profundos análisis al margen, estos datos lo que nos dicen es que lo que está en crisis no es el periodismo en sí sino el modelo de los medios de comunicación. Y no es una crisis grave del modelo de negocio, que también, sino una crisis profunda del modelo de relación que los medios de comunicación establecen con los usuarios. Si cada vez dedicamos más horas a Internet, si lo que más hacemos al navegar por la Red es buscar información y ver contenidos audiovisuales, y, en cambio, a las actividades a las que restamos tiempo son ver la Televisión y leer los periódicos, es obvio que la TV y los periódicos deben replantearse ciertas cosas… el modelo de relación es lo primero, el modelo de negocio viene después, una vez descubierto cuál es el modelo de relación…

B/ El verdadero valor de los periódicos está en los periodistas:

Quien dice periódicos dice medios de comunicación en general, cualquiera que sea, si no hay periodistas todo los demás es attrezzo. Se habla mucho, muchísimo, de contenidos, del formato de los contenidos, de la calidad de los contenidos, de si estamos dispuestos a pagar por los contenidos, de la viabilidad económica de los medios de comunicación en base al pago por los contenidos, de los modelos de negocio que permitan cubrir los costes que genera la producción de contenidos de calidad…. Los contenidos están bien, claro, los contenidos son necesarios, los contenidos son la base de todo… lo único que hace falta es alguien que genere esos contenidos.

Arianna Huffinton - The Huffington PostNo hay noticia sin redactor, no hay reportaje sin reportero, no hay opinión sin analista, no hay periodismo sin periodistas. Por muy obvio que pueda parecer, a mi me da la impresión, durante los últimos meses, de que nos hemos olvidado de los periodistas y nos hemos encallado en la crisis de la prensa como si pudiésemos arreglarla dándole unos golpes a los “teletipos” para que escupan mejores noticias y reportajes por los que los internautas estén dispuestos a pagar.

Es evidente que la tecnología (en su concepto más amplio) está revolucionando, y más que revolucionará, el periodismo. Las aplicaciones y los dispositivos, el libro electrónico (el ipad???), están cambiando el concepto de la prensa de la misma manera que están transformando radicalmente el libro y la “lectura”, pero eso no es lo fundamental.

Lo fundamental es que el periodismo digital pone de manifiesto la verdadera importancia del periodista, como figura y como oficio ¿Cómo serán los periodistas del futuro? Preguntemos más bien ¿Quiénes serán los periodistas del futuro?

La cantera de los nuevos periodistas, sobre todo de los nuevos reporteros, es la que se ya se está formando entre la legión de usuarios de Twitter con cámaras digitales (o dispositivos móviles con cámara incorporada de calidad) que tienen un blog.

Ahí están los nuevos reporteros. Ahí están ya los reporteros con nombre. Lo que falta para que les identifiquemos como periodistas es que pasen a ser reporteros con Marca. Hoy Arianna Huffington ya nos es una reportera o una blogger conocida, su marca, The Huffington Post es uno de los medios de comunicación online con más notoriedad y reputación. Y si bien Arianna Huffington ha pasado ya al Olimpo de las estrellas del cuarto poder (o era el primero???), hay miles de reporteros con nombre pero sin marca que nos ofrecen la actualidad del mundo en Chile, en Haití, en Irán, en Venezuela, desde la ambulancia que trasladaba el cuerpo de Michael Jackson al hospital, desde la grada del estadio donde el FCB Barcelona ganaba su último partido, desde el escaño del Congreso de Diputados donde se debate sobre la crisis económica….

Otra cosa es cómo todo esto encaja en el nuevo modelo que la Prensa necesita descubrir, o inventar, o desarrollar para mantenerse como el referente de la información. Y digo mantenerse como referente de la información, porque el referente de la actualidad ya no lo es. La actualidad, el saber lo que pasa dónde pasa en el momento que pasa ya no es patrimonio de la prensa, sino de los reporteros (lo del periodismo ciudadano me parece una definición muy desafortunada…) cotidianos, cercanos y concienciados que nos cuentan y nos enseñan las mil caras que la noticia tiene en los diferentes lugares del mundo.

Quedaría también por cuestionar por qué las Universidades, las Facultades de Periodismo y de Ciencias de la Información, siguen a años luz de la realidad (no solamente de la realidad digital, de la realidad en general…) y por qué los medios de comunicación están haciendo un uso tan poco inteligente y tan poco atractivo del enorme potencial que les brinda Internet y, sobre todo, el entorno Social Media… pero de todo eso se debate en muchos foros con mucho más fundamento y conocimiento que el nuestro.

sigue al Conejo BlancoAh, y todo esto venía porque Los Ángeles Times ha convertido su primera plana en un anuncio de la recién estrenada Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton… Puedo imaginar que si Lewis Carroll levantara la cabeza diría “fíjense ustedes lo que da de sí un viaje a través de la madriguera del conejo“.

José Antonio Rodríguez @jarodriguez

4 pensamientos en “La crisis de la prensa y el País de las Maravillas…

  1. Eso es lo que yo digo: ¿que hay de malo en el periodismo “de calle” y hecho por “gente anónima”? ¿quien ha dicho que no es mejor un tuitero en Irán transmitiendo lo que pasa en la calle que el corresponsal de TVE? eso solo lo dicen y lo defienden las empresas periodisticas, claro, por la cuenta que les trae. Y detrás de ese discurso se parapetan y es lo que les impide avanzar. Yo creo que deberíamos aliarnos con expertos en coaching y gestión del cambio para abordar lo que realmente significa Social Media y Mundo 2.0: un cambio de cultura. Lo que viene detrás, el anuncio en la tapa de NYT, el éxito del modelo de Wall Street Journay etc… es solo adaptación al cambio de mercado por empresas que empiezan a entender que algo está cambiando en el consumidor… no saben muy bien por donde van pero por lo menos van por algún sitio.

    Felicidades por el post!

  2. Sinceramente tampoco creo que un experto en coaching tenga por qué saber absolutamente nada del 2.0

    De todos modos han tardado demasiado en darse cuenta de que el modelo del periódico de papel es totalmente obsoleto y, en cualquier caso, solo válido para cierto tipo de público (entre el que no me incluyo). Ya hay una página para leer íntegramente los periódicos en formato pdf por la red. Aquí el problema va más allá de la crisis de los periódicos. Va directa al centro del engranaje 2.0

    ¿Vamos a permitir que se destruyan tantas y tantas cosas de la sociedad por quererlo todo gratis? Pues de momento, parece ser que sí. O eso, o hay un cambio total de modelo.

  3. Pingback: El libro y sus imitadores « lolahuetemachado

  4. Pingback: La verdad y la ‘verdad’ | Ein Post It

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s