Social Media como en los viejos tiempos…

Una aldea muy pequeña en el interior más profundo de Galicia. La tierra de mis padres, de mi familia. Allí donde la niebla es densa como la nata y áspera como el pedrisco. Un diminuto pueblo sin bar; imagínense, en España, un pueblo sin bar no sale en los mapas y, desde luego, no tiene cobertura ni conexión.

Un domingo de agosto, poco antes del mediodía, me acerqué a la Iglesia para esperar a mi familia que salía de misa, después nos íbamos a comer.

En el atrio estaba el pueblo entero. En verano, unas doscientas personas, con todos los que vienen a pasar las vacaciones. En invierno no habitan en Santa María de Piño (así se llama el pueblo) más de 45 almas.

Estaba en el atrio, saludando primos y conocidos, abrazando a viejos amigos, dando enhorabuenas por recientes paternidades y pésames por los difuntos a mujeres eternamente vestidas de luto. Toda la Comunidad reunida en la mañana de un domingo soleado.

En una esquina, junto a dos cipreses cincuentenarios, un grupo de hombres charlaba animadamente de las cosas que charlan los hombres de campo. Unos hablaban mucho, otros miraban y escuchaban. Alguno intervenía de vez en cuando, otros iban y venían picoteando en varias conversaciones al mismo tiempo. El grupo crecía y menguaba rápidamente. Miraba la escena y pensaba: mira, esto es Twitter.

Algo más allá, otro grupito de señoras y algún señor miraba y enseñaba fotos de familiares y vacaciones, ponía al corriente de novedades familiares, trabajos de los hijos y colegios de los niños. Era un grupito estable de viejos amigos que sólo se veían en verano y se estaban poniendo al día… Facebook.

Los chavales, los pocos adolescentes de tan pequeña comunidad, hacían piña junto a la salida del camposanto. Quedaban para ir por la tarde a jugar un partido de fútbol en un prado grande junto al río. Eran pocos y la cosa no daba para hacer dos equipos. Uno de ellos cogió la bici y se encaminó al pueblo de al lado para decirle a unos amigos que se apuntasen, dos niñas se fueron a casa de sus primas a decirle que había partido y que algunos chicos nuevos iban a ir, un mozalbete alto y pelirrojo le preguntaba a su hermano mayor si le podía decir a sus colegas que se apuntasen también. La convocatoria del partido circulaba ya por el pueblo y sus alrededores, como en el Messenger.

Una joven que acababa de llegar de Argentina con su familia iba de acá para allá, cámara de vídeo hipermoderna en mano, retratando las escenas del atrio, la escaramuza de unos gatos que se subían al campanario y los aleteos de unas mariposas amarillas que se posaban en las flores del parterre de la casa del cura. Se lo enseñaba a sus padres, a sus tíos, a su abuela, a sus amigas… Sin duda, Youtube.

Las fotos que se enseñaban las mujeres del corrillo acabaron corriendo de mano en mano por todo el atrio, unos comentaban caras conocidas, otros preguntaban por paisajes y personas, otros sacaban también las suyas para enseñar casas, mascotas, fincas y bodas. Y todas volvieron a sus propietarios ordenadamente una vez finalizado el repaso general. Un maravilloso Flickr.

Dos treintañeros que estrenaban nuevo trabajo se intercambiaban tarjetas. Linkedin.

Todos compartían una coreografía social diversa, participativa y entusiasta. Allí, en el pequeño atrio de una aldea gallega sin bar donde los móviles no suenan y la única pantalla que la gente mira es la del televisor cuando hay partido o dan las noticias del tiempo.

Y yo, que ahora comparto con todos ustedes la experiencia en este blog, reflexionaba, como reflexiono muchas veces, que:

Le hemos puesto la etiqueta Social Media a algo que siempre ha formado parte importante de nuestras vidas, relacionarnos con los demás. Lo que sucede es que ahora, con la tecnología y las telecomunicaciones, podemos hacer Social Media sin ir a misa…

Agradecimiento: gracias a @aliciamiglesias por permitirme utilizar sus estupendas fotografías en este post.

12 pensamientos en “Social Media como en los viejos tiempos…

  1. He echado unas risas. Total lo que ya sabíamos: que no se ha inventado el qué, sino que se ha descubierto un nuevo cómo. Sólo te has dejado a los/las cotillas poniendo a parir a todo el mundo (un foro).

  2. Es cierto que la naturaleza humana no cambia, las necesidades sociales de comunicación son las mismas, lo que cambian son las formas porque el fondo, la satisfacción de esas necesidades sigue siendo el fin principal. Interesante.

  3. Desborda mucha creatividad por la asociación de ideas.
    De hecho, nuestro interés en Social Media obedece a una de las necesidades principales que ya esbozó Abraham Maslow y que corresponde a la necesidad de interrelacionarnos, de una forma u otra.
    Me ha gustado muchísimo.
    Felicidades.

  4. Siempre he creido que con las redes sociales se ha digitalizado las costumbres de las personas, la vida diaria, lo que hacemos para relacionarnos.
    Buen post comparativo. Saludos a JAR desde OBS!!

  5. El ser humano es sociable por naturaleza no hay duda.
    Social Media es solo un nombre de un negocio que cubre algo básico, y por eso su gran éxito.
    Muy buen post!

  6. Te felicito por el post.
    Me ha encantado y me ha hecho ir en retrospectiva a muchas escenas y episodios de mi vida.

    Me ha servido de mucho para ver el lado más humano de las redes sociales.

    Saludos desde el posgrado de CM (Nov 2011)

    Kathy.

  7. es verdad… nos hiper complicamos! la realidad es que si paramos y entendemos las diferentes reglas de la vida y las relaciones triunfaremos haciendo estrategias apropiadas en las “redes sociales”

  8. Pingback: El "community manager" o el alguacil de las mil tareas... | Elisabet Gómez || Enclave Online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s