Wonderbusiness.

read this blog in your own language > .

.

Es posible que, como profesionales, dediquemos a nuestro trabajo una enorme cantidad de ilusión, talento y esfuerzo. También creatividad, rigor, método y lo mejor de nuestras capacidades y habilidades.
Pero, ¿damos el 100% de esas capacidades y habilidades en todo momento? O, planteado de otra manera, es sostenible en el tiempo una dedicación del ciento por ciento en todas y cada una de las tareas que nuestro trabajo conlleva?
Muy posiblemente la respuesta sea “no”. Lo cual no implica que, admitiéndolo, estemos reconociéndonos como profesionales poco involucrados, o como profesionales no excelentes. En absoluto.
Pero de la misma manera que, por mucho que un tema nos interese, nuestra atención y capacidad de concentración máxima decae al cabo de unos minutos o unas horas, ¿cómo podríamos mantener los niveles de ilusión y dedicación de los primeros momentos de un proyecto al cabo de los años?
La mente necesita retos, novedades, necesita, sobre todo, variedad, cambio, sorpresa. Pero también necesita seguridad y estabilidad. Por eso en la vida profesional, en el rendimiento profesional, en el desempeño profesional entra, con el paso del tiempo, la disciplina como elemento fundamental.
Sin embargo, disciplina y creatividad, rigor e ilusión, estabilidad y variedad no son incompatibles, al contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s