El paradigma Red Bull: talento, colaboración, innovación y pasión.

El éxito nunca llega por casualidad. Y tampoco es fruto de un único factor. Ni de una afortunada casualidad sucedida un día cualquiera.

El éxito es la consecución de los objetivos, la superación de las expectativas, la confirmación de que lo improbable es posible. Aún en el más competitivo de los entornos, en el más maduro de los mercados, en el más consolidado de los sectores, queda siempre algo nuevo por hacer.

Quizás por eso, en un entorno tan endogámico como la Fórmula 1 (probablemente la actividad deportiva y empresarial más elitista del mundo) el referente del éxito en estos momentos es una escudería que no tiene nombre de marca de automóvil: Red Bull.

Red Bull Racing Team

Detrás de un éxito siempre hay un trabajo bien hecho y, normalmente, el esfuerzo de mucha gente (directa e indirectamente involucrada), el talento y la audacia de personas comprometidas y un inconformismo que lleva a no asumir los límites impuestos y buscar otros nuevos.

From virtual to real in one adrenalin rushEstas son algunas de las claves para entender el paradigma Red Bull:

  • Búsqueda permanente del Talento:

un talento que se busca, se cultiva, se prepara, se educa, se enfoca, se trabaja y se curte. La cantera del talento es el Red Bull Junior Team. Empezó a funcionar en el año 2000, y en 2010  Sebastian Vettel, uno de los primeros juniors de Red Bull, terminó proclamándose campeón del mundo.

El campeón del mundo más jóven de la F1. El mejor del mundo de una especialidad en la que no hay más de 24 puestos de trabajo disponibles.

  • Trabajo constante sin perder de vista los Objetivos:

Las estrategias cortoplacistas especulan con las probabilidades, asumiendo grandes riesgos para alcanzar grandes beneficios. Las estrategias cortoplacistas apuestan por lo improbable.

Las estrategias fundamentadas en el largo plazo, como la de Red Bull, apuestan por la selección de los mejores ingredientes para conseguir los mejores resultados, y, sobre todo, porque los resultados sean sostenibles una vez alcanzados.

  • Innovación y Colaboración, no existe una sin la otra :

En el caso de Red Bull Racing, sin duda, uno de los “culpables” de su posición de liderazgo actual se llama Product Lifecycle Management (PLM).  El PLM es un software que permite que un extenso y multidisciplinar equipo de profesionales trabajen, compartan y mejoren constatemente sobre una misma plataforma donde, prácticamente en tiempo real, el conocimiento de todos se suma y se aplica a todos y cada uno de los miles de detalles que hacen del RB7 el bólido más competitivo del mundo.

Por eso Red Bull estableció un acuerdo estratégico con Siemens y eligió su solución PLM para el trabajo colaborativo de la escudería. Para innovar hay que colaborar, y entender la colaboración en sentido no endogámico.

  • Pasión por la Excelencia:

Hablábamos en nuestro último post de la Colaboración y la Co-creación como ecosistemas dinámicos en los que lo importante son las personas. Efectivemente, lo importante son las personas, todas las personas. Y las personas son también la mayor fuente de conflictos, desavenencias, crisis, motivación, pasión y éxitos.

La excelencia es cuestión de personas, y nadie dijo que fuera fácil. En Red Bull hay un ingente equipo humano trabajando en pos de la excelencia y al servicio de un objetivo concreto: la victoria. Pero en ese equipo enorme hay unos pocos nombre propios alrededor de los cuales gira todo lo demás: 

  • Dietrich Mateschitz: el dueño de Red Bull
  • Helmut Marko: responsable del Red Bull Junior Team
  • Christian Horner: director del equipo Red Bull Racing de Fórmula 1
  • Adrian Newey: ingeniero jefe del equipo Red Bull Racing de Fórmula 1
  • Sebastian Vettel: pilota el RB7 #1, es el piloto más joven de la historia en ser Campeón del Mundo de F1
  • Mark Webber: pilota el RB7 #2, piloto profesional de F1 desde 2002, 157 grandes premios disputados, 20 podios en su carrera

Red Bull Mobile Apps & GamesPara Red Bull la temporada 2010 fue tan agitada como exitosa,  marcó un antes y un después, y de todo lo vivido aprendió el equipo para seguir mejorando.

En el momento de publicar este post aún no se ha disputado el Gran Premio de Canadá, séptimo de la temporada 2011, pero de los 6 grandes premios anteriores Sebastian Vettel ha ganado 5. Flor de un día no parece.

La visión de uno, la pasión de muchos y el talento de todos. Eso y tiempo, y recursos, y dedicación, y no perder de vista los obejtivos, y trabajar para mañana teniendo en el horizonte siempre el año que viene. Y seguir trabajando. Y no conformarse con lo conseguido.

Nadie dijo que fuera fácil. Nadie dijo que fuera imposible.

José Antonio Rodríguez @jarodriguez

Cruzar la línea divisoria para entrar en las nuevas realidades

Tengo el hábito, no sé si bueno o malo, de enamorarme de algunos libros, muchos de ellos de los que catalogan como “libros de empresa“. Siendo así, quizás ahora penséis que el hábito tiene más de malo que de bueno. Pero el enamoramiento ocurre cuando los libros de empresa se convierten en inspiradores de mi vida. Y con esto último seguro que definitivamente estáis convencidos de que mis inclinaciones amorosas son más patológicas que otra cosa.

Leo “Drucker para todos los días” aunque lo hago de forma esporádica, no todos los días, y aunque está escrito como un diario ni mucho menos lo consulto como si fuera el “horóscopo para hoy”. Sin embargo, por algún motivo hoy he sentido una de esas flechas de cupido y lo he sacado de la librería.
Podría haber escogido cualquier día, porque todo él me parece magnífico, pero como daba igual, he buscado una página cualquiera para un día cualquiera, como por ejemplo, hoy: 1 Febrero. Título: “Cruzar la línea divisoria”.

“Cada dos o tres siglos, ocurre una aguda transformación. Cruzamos una “línea divisoria”. En unas cuantas décadas, la sociedad se reorganiza – su manera de ver el mundo, sus valores básicos, su estructura social y política, sus artes, sus instituciones claves -. Cincuenta años más tarde, hay un nuevo mundo. La gente nacida después de la transformación no puede siquiera imaginar el mundo en el que vivieron sus abuelos y en el que nacieron sus padres.
Pero los cambios fundamentales de hoy en día, esas realidades nuevas visibles hace treinta años, realmente sólo están empezando y apenas van a empezar a producir su impacto. A lo largo y ancho del mundo, están tras la reestructuración de los negocios, grandes y pequeños, -fusiones, enajenaciones, alianzas-. Están tras la reestructuración mundial de la fuerza laboral- la cual aunque ya es un hecho cumplido en Estados Unidos, está todavía en sus primeras etapas en Japón y Europa-. Y están tras la necesidad de una innovación fundamental en la educación y, especialmente, en la educación superior.
Estas realidades son diferentes de los asuntos en los que todavía fijan su atención los políticos, economistas, estudiosos, hombres de negocios y líderes sindicales, y sobre los que todavía escriben libros y pronuncian discursos.”

(Las nuevas Realidades. La sociedad poscapitalista. The Age of Discontinuity.)

Drucker, muerto hace ya 10 años, parece que esté mirando desde el pasado, el presente o el futuro a una realidad atemporal pero que nos condenamos reiteradamente a vivir. Parece que estamos empeñados en acuñar cada día el dicho ” el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”.

Si la reflexión es innegablemente visionaria y poco rebatible, más calado tiene aún la sugerencia que nos propone para seguir adelante en actitud creadora:

“La próxima vez que oiga a sus colegas golpear la mesa por algo que evidentemente ya pasó, encuentre una manera de decirles que necesitan despertar y abrir los ojos.”

No soy de seguir consejos, pero confieso que el espíritu de la rebelión que subyace en las reflexiones del que está considerado el más grande filósofo de la gerencia del siglo XX, me enamora de forma arrebatadoramente apasionada.

Alicia Mª Iglesias @aliciamiglesias

Administración pública, gobierno, política y elecciones en clave 2.0

Estamos a “unas cuantas horas”, como quien dice, de las elecciones autonómicas en Catalunya (28 de noviembre 2010).

Si está leyendo este post en fecha posterior al día 28, no se preocupe, el contenido no ha caducado, puede seguir leyendo, le resultará igualmente interesante.

e-GovernmentEn las últimas semanas, amén de los resultados de sondeos, encuestas y previsiones de analistas, hemos tenido ocasión de ver publicada, en diversos  medios de comunicación, la presencia y actividad en las redes sociales de los candidatos de los diferentes partidos a la presidencia de la Generalitat de Catalunya.

Estas elecciones representan, al menos en España, un hito en lo que al Social Media se refiere.

Y esto es así porque, por primera vez, nos enfrentamos a una situación en la cual, en caso de que las fuerzas políticas que tienen la responsabilidad de gobierno cambien, se realizará un “traspaso” de la actividad institucional de los órganos y estamentos del gobierno  en las redes sociales.

En el caso de que no haya cambios, de que las formaciones políticas en el gobierno mantengan sus posiciones, de igual manera nos encontraremos ante un hito. Será momento de dar continuidad a un proyecto que hasta ahora ha tenido mucho de pionero y de experimental en muchos sentidos. De experimento sociológico y también gubernamental y político.

Se abrirá una perspectiva de 4 años para consolidar el entorno Social Media como un verdadero espacio de relación con los ciudadanos, como un ámbito donde nuestras instituciones nos proporcionen servicios, respuestas y soluciones en iguales (o mejores) condiciones que en las físicas dependencias oficiales. Avanzaremos más hacia la Administración 2.0, que no es lo mismo que la Administración electrónica, hacia el Gobierno 2.0, que tampoco es los mismo que el e-Gobierno (e-Government).

Esta situación sin precedentes pondrá a prueba muchas cosas, entre ellas la madurez de las decisiones políticas en lo que a Social Media se refiere. Comprobaremos hasta qué punto el contacto con los ciudadanos, el servicio a los ciudadanos, la relación entra la Administración y los ciudadanos a través de la Web 2.0 ocupa un lugar importante y tiene, o no, un peso estratégico en el desarrollo de las labores gubernamentales.

En esta coyuntura, y teniendo en cuenta que no somos analistas políticos ni pretendemos serlo, nos parece interesante compartir con todos ustedes nuestra experiencia de todo un año trabajando en la presencia Social Media de la Generalitat de Catalunya, concretamente con el Departament de Treball (Departamento de Trabajo).

Durante todo el 2010, en Lewis & Carroll hemos vivido intensamente el importante reto de llevar a las redes sociales la presencia, los servicios, las actividades, las iniciativas, los proyectos, el contacto con los ciudadanos, en definitiva, del Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya.

Departament de Treball en FacebookHemos trabajado codo con codo con la propia Consellera, Mar Serna, con su gabinete político, con el equipo de comunicación, con el gabinete de prensa, con los responsables de las diferentes unidades del Departament. Una estrategia que diseñamos a finales del 2009 y cuya evolución depende de lo que suceda en la consulta electoral del próximo domingo día 28.

Poniendo en práctica la Administración pública 2.0.

Teniendo en cuenta el enfoque inicial de este proyecto, la perspectiva y las bases sobre las cuales se ha construido la estrategia, y la línea seguida para su desarrollo en el día a día, lo primero que cabe decir es que no estamos hablando de Política 2.0; no solamente, porque bien es cierto, y más en un año electoral, que cualquier cosa que haga una Administración pública se lee, se interpreta y se valora en clave política.

Estamos hablando de Administración pública 2.0. Estamos hablando de Gobierno 2.0. De los inicios, claro está, de los primeros pasos, ciertamente, pero de Gobierno 2.0 al fin y al cabo.

Las claves principales.

De este año, de lo experimentado, lo vivido y lo aprendido, extraemos aquí las principales claves.

  • Compromiso.

Igual que para una empresa, una marca o una persona, el compromiso y la voluntad de servicio son fundamentales para que la actividad de un organismo gubernamental en las redes sociales sea de verdad relevante. En el caso que nos ocupa, esa voluntad existió desde el principio por parte de los máximos representantes del Departamento.

  • Adaptación.

Siempre decimos que llevar a cabo una estrategia en Social Media implica cambiar parámetros de actuación, cambiar modelos y hábitos adquiridos y “cambiar el chip mental”. Eso es especialmente cierto en el terreno “público”. El impacto en las organizaciones puede llegar a ser grande, y así ha sido.

La forma de relacionarse con el ciudadano cambia porque el ciudadano “entra en casa” (de hecho, hemos de asumir que es “su casa”) y la Administración sale a la calle y entra en casa del ciudadano. Sabemos que no siempre la “visita” o la “presencia” de la Administración es bienvenida; sin embargo, la Administración debe recorrer ese camino, asumir que se encontrará con muchas “puertas frías”, y no caer en la autocomplacencia de la política para meterse en el ruedo de la realidad cotidiana.

Muchas reuniones de gabinete, reorganización de actividades y tareas, nuevas exigencias. En las redes sociales todo sucede “en tiempo real”, y la labor de gobierno “en tiempo real” es muy exigente. El ritmo de todo crece de manera exponencial.

  • Apertura y claridad.

Todas las Administraciones públicas, todas, en cualquier lugar del mundo (del mundo occidental, como mínimo) poseen ingentes cantidades de información relacionada con los servicios a los ciudadanos y con los trámites que los ciudadanos deben realizar para relacionarse con el sistema. También existen multitud de programas, ayudas, posibilidades e iniciativas que tienen poco impacto social por la dificultad de darlas a conocer, de hacerlas accesibles, de canalizarlas hacia quienes puedan sacar provecho de ellas.

Blog Departament de Treball - Generalitat

Departament de Treball en SlideshareDepartament de Treball en YoutubeDelicious del Departament de TreballDepartament de Treball en FlickrPágina de Facebook del Departament de TreballGrupo del Departament de Treball en LinkedinDepartament de Treball en Twitter

 

 

….

………………………….

Una de las posibilidades de participar en la Gran Conversación es abrir al público todos esos fondos, que ya existen, pero que muchas veces permanecen enterrados en complejos sites, al otro lado de tortuosos cuestionarios, o en laberínticos archivos cuyo rastro se pierde al cabo de incontables clicks.

Slideshare, YouTube, un Blog, Flickr… son nuevas ”ventanillas” de información y de atención donde la distancia y la complejidad de relación entre el ciudadano y los servicios al ciudadano pueden reducirse mucho.

  • Servicio.

Servicio, servicio y servicio. Eso es lo que a los ciudadanos nos interesa. Las agendas de actos y eventos, las comparecencias públicas, las apariciones en medios de comunicación, todo eso no es lo que las personas esperan encontrar en el muro de Facebook de su Departamento o Consejería.

Esperan que se canalicen ofertas de trabajo a través de Twitter, que se difundan los programas de ayudas a través de YouTube, que se expliquen las iniciativas y acciones de gobierno través de post digeribles y claros.

Orientación a servicio. Respuestas a las preguntas. Indicaciones claras ante las dudas. Horarios 24 x 7 (o lo más cerca posible del always on). Participación, interacción y libre opinión.

  • Comunicación.

Comunicación directa, no solamente fotos y frases elaboradas con la consabida semántica política. Comunicación sobre los temas agradecidos y, más importante, sobre los que son espinosos, sobre los que verdaderamente preocupan.

Comunicación a todos los niveles y con todos los ámbitos, estamentos y grupos sociales. En la estrategia desarrollada con el Departamente de Treball hemos abierto perfil y grupos de discusión en Linkedin para establecer relación con el entorno empresarial y hemos establecido en Facebook un foro de diálogo permanente con las personas, con los ciudadanos.

El 2 de septiembre, la Consellera Mar Serna participó en Facebook en el primer debate (o uno de los primeros debates europeos ) de un máximo responsable de un organismo gubernamental con los ciudadanos en una red social. Se registraron más de 140 intervenciones en el espacio de una hora. Desde entonces se estableció dicho encuentro con periodicidad mensual. La participación siempre ha sido elevada, pero el grado de participación es considerablemente más alto cuanto más definido está el tema de debate.

Un año de actividad intensa en las redes sociales. Un año de aprendizaje y de evolución. De derribar algunas ideas preconcebidas. Por ejemplo, podía preverse una reacción negativa ante la presencia del Departamento de Trabajo en las redes sociales. Inmersos en una complicada crisis económica, con los indicadores de desempleo subiendo y las cifras de ocupación siempre grises, pensar en una mala acogida entraba dentro de lo previsible.

No sucedió así. La reacción generalizada al principio fue de “ya iba siendo hora”. Por fin la Administración sale de sus torres de marfil y se presenta en los entornos naturales donde la gente conversa de los temas que les interesan. Eso no quiere decir que el diálogo siempre haya sido suave, que no lo ha sido. Los usuarios, los ciudadanos, somos muy exigentes y así nos manifestamos.

La realidad de la vida cotidiana y de las preocupaciones por los temas que personalmente nos afectan se refleja en las dinámicas de las redes. Si no se está dispuesto a medirse en el cuerpo a cuerpo es mejor no entrar.

Ahora llegamos, como decíamos al principio, a uno de esos “momentos de la verdad”. Cambien o no los colores políticos en el gobierno a partir del próximo día 28, el camino iniciado puede seguir, puede evolucionar, puede estancarse, se puede parar… y eso no lo sabremos el día 29, tardaremos algún tiempo en ver efectivamente qué sucede.

No es fácil combinar, equilibrar y dinamizar los principios básicos de Servicio público, las directrices de Partido y las obligaciones de Gobierno.

No es fácil para la Administración pública, como no lo es para ninguna gran Compañía u Organización del ámbito privado. No es fácil introducir en el sistema la idiosincrasia y los códigos de comportamiento y uso de las redes sociales.

No, no es fácil. Pero muy probablemente, el no hacerlo, el no estar, el no participar, el mantenerse al margen ya no es posible, ya no es permisible.

José Antonio Rodríguez @jarodriguez / Alicia Mª Iglesias @aliciamiglesias

Jóvenes 2.0, Adultos 2.0, Marcianos 2.0

Hace unos días, Microsoft publicó su “Youth state of the nation – An inside report. Dive into a new world of youth”. Más allá de lo interesante del contenido del informe (que no vamos a repetir en este post, pero sí invitamos a nuestros visitantes a leerlo, no es demasiado extenso y, verdaderamente, su lectura es recomendable e ilustrativa; lo hemos subido a nuestro Slideshare para que lo tengan a “golpe de click” al final de este post), más allá de su contenido, decíamos, sus conclusiones nos dan pie para retomar un aspecto del entorno Social Media que, a día de hoy, para muchas marcas, empresas y organizaciones sigue siendo una gran “barrera de entrada”.

Podríamos enunciarlo de esta manera:

En las redes sociales la gente se comporta de manera muy extraña, y es difícil saber cómo actuar. Mejor lo dejamos para más adelante…

Esta sensación, o esta idea preconcebida, o esta visión del entorno fruto de la novedad y el conocimiento incipiente (todos tenemos un conocimiento incipiente!!!) provoca, en muchos casos, la parálisis por análisis, el distanciamiento por precaución, la ausencia por alto riesgo percibido, o la oposición por inexistencia de indicadores del ROI objetivos, mesurables y razonables.

En cualquiera de estos casos, “no estar” significa perder una gran oportunidad, porque, desengañémonos, quienes hoy dicen “no” terminarán diciendo “sí”, ya sea por convencimiento propio o por imperativo ajeno.

La gran oportunidad que están perdiendo es, sobre todo, la impagable oportunidad de aprender. No, no es un feliz, desinteresado o ingenuo planteamiento. Es un razonamiento absolutamente práctico, profesional y de negocio, el aprendizaje significa acortar el time to market, reducir el coste de oportunidad y multiplicar la ventaja competitiva. Ni más, ni menos.

Nadie nace aprendido. Nadie. Las personas, normalmente, dedicamos los primeros años de nuestra vida a aprender, y, con la actitud adecuada, no dejamos de aprender, y de querer aprender, durante el resto de nuestra vida.

Las personas pagamos por aprender. Le pagamos a nuestros sistemas de estado y de gobierno en forma de impuestos para la educación, le pagamos a las instituciones académicas y formativas en forma de dinero contante y sonante, le pagamos a nuestros padres, nuestros hermanos y nuestros abuelos en forma de cariño, respeto y atención, le pagamos a nuestros amigos con amistad y con conocimiento a cambio de conocimiento; aunque, en realidad, lo que estamos haciendo no es pagar, sino invertir… Quien no aprende, coincidirán conmigo, no tiene dorsal en esta carrera a la que llamamos “vida”.

Ah!, pero se diría que en esto del Internet 2.0 el aprendizaje más parece un gasto no asumible que una inversión necesaria. Aquí hay que llegar aprendidos, experimentados y arrasando y triunfando a ser posible. Pues no, no va a ser posible.

El título de este post refleja la “segmentación básica” que en la mayoría de casos se hace con respecto al entorno 2.0.

  • Los jóvenes 2.0 que hacen de las redes sociales su reino y actúan en él como dominadores del mundo (son los “nativos digitales”, y, sí, ése es su mundo).
  • Los adultos 2.0, que tienen un comportamiento más racional, claro, para eso son adultos, aunque, la verdad, parece que no tengan nada mejor que hacer que estar todo el día diciendo cosas insustanciales en las redes (no sé yo si relacionarse con los demás, de la manera que cada uno sienta o quiera, es insustancial…).
  • Los marcianos 2.0, que vienen a ser todos en general, jóvenes y adultos, porque no se sabe bien qué sacan de tanto post, tanto Twitter, tanto Facebook y tanto YouTube, que en la vida se trata de hacer cosas de provecho…

Y ante tan digital y empírica segmentación (fruto del conocimiento incipiente…) nos preguntamos “qué va a hacer una Marca seria como yo en un mundo de marcianos como éste?”. Aprender, tal vez? Es sólo una idea…

Segmentar por jóvenes y adultos es de una simplicidad peligrosa, desaconsejablemente peligrosa. Citando una de las conclusiones del informe de Microsotft:

“It’s easy to get caught up in the hype around teenagers. The notion that teens are too busy texting and Twittering to be engaged with traditional media is exciting, but false. To develop the best strategy around teens and media, start by challenging popular assumptions about teens. Don’t focus on the outliers, but on the macro-level trends of media and preferences for the segment. The averages will show you that teens can often be reached by the same means as their parents.”

Resumiendo: somos humanos, nuestras preocupaciones y aspiraciones esenciales son las mismas en el mundo offline y en el online, porque es un mismo mundo con personas diversas que, antes que como internautas, se comportan como personas, jovenes o adultas, no como marcianos.

Les sugerimos que le echen un vistazo a la presentación que ven justo bajo estas líneas. Se trata de un estudio llevado a cabo en 2008 por Universal Mccann que lleva por título “When did we start trusting strangers?

Personas, personas importantes, no marcianos. Ese es el principal aprendizaje. No nos dejemos llevar por lo anecdótico. Por ejemplo “es que la gente no se identifica como personas, se ponen unos nombres rarísimos, nunca sabes quién hay detrás de tal o cual perfil”.

De acuerdo, quién no le ha puesto motes en el colegio a sus compañeros, quién no ha tenido o tiene un mote, sea cariñoso o no, quien no ha utilizado un “cuatroojos”, “sandokan”, “cerecita”, “caraculo”, “barbie”, “princesita”, “rambo”, “cuellicorto”, “chuloplaya”… quien no habla, en la intimidad y con todo respeto, por supuesto, de “tiobroncas”, “macizorra”, “pecholobo”, “abrazafarolas”, “iluminao”, “aburremuertos”, “flojeras” o “melocomotodo”… Si cambiamos “mote” o “apodo” por “alias” o “nickname” tenemos los mismos comportamientos “analógicos” traducidos al entorno “digital”.

Aprender. Se trata de aprender. Y después participar. O participar mientras se aprende. O aprender mientras se participa. El universo Social Media es un extraordinario campo para la investigación cualitativa, también para la cuantitativa. Un fantástico entorno para la investigación etnográfica. Una oportunidad de negocio que no aprovecharemos si partimos de la premisa de que sólo encontraremos marcianos 2.0.

Verá a los demás como marcianos quien se comporta como un marciano. Si hacemos un poco de rastreo por las redes encontraremos muchas “Marcas marcianas”, que han entrado sin entender, que intentan conseguir sin aprender, que quieren respuestas sin preguntas, que pretenden recibir sin ofrecer. Eso es ser un marciano 2.0. Y, créanme, un marciano simpático puede encontrar apoyo, comprensión y aceptación; pero un marciano prepotente tiene tantas posibilidades de generar empatía como un niño pequeño de hablar correctamente cuando sus padres se comunican con él sólo con gritos o monosílabos bobalicones.

Somos lo que aprendemos, dentro y fuera de la Red. No les parece que hoy, ahora, es un momento tan bueno como cualquier otro para empezar????

José Antonio Rodríguez @jarodriguez

La Conversación como servicio

Cuando planteamos nuestros proyectos y elaboramos los documentos estratégicos con los que presentamos y argumentamos nuestras propuestas, incluimos siempre una página en la que destacamos 4 puntos, 4 objetivos, en definitiva, 4 ejes fundamentales que marcan la filosofía de presencia en el entorno Social Media. Son estos:

  • Difusión: crear la presencia en los entornos 2.0 (afines a la temática y el público que nos interesa) y dinamizar dicha presencia.
  • Conversación: participar de manera activa en las redes y canales. Comunicar, compartir, responder, sugerir, recomendar… relacionarse para atraer interés y visitas. La conversación también es una manera excelente de investigar, conocer necesidades, oportunidades y tendencias en el Mercado.
  • Captación: mediante la difusión y la conversación se crean vínculos de afinidad y confianza que van conformando una Comunidad cohesionada aunque geográficamente esté dispersa.
  • Fidelización: es importante crear un vínculo fuerte, fluido, bidireccional y, sobre todo, a largo plazo. Aspiramos a convertirnos en un punto de referencia importante para todos aquellos afines a nuestra temática

Y, tras esos 4 puntos,  cerramos con esta frase:

Todo esto implica compromiso, continuidad y entender el Contenido, las Relaciones y la Conversación como servicio.

Muchas veces nos preguntan si utilizamos el término conversación en sentido literal. La respuesta es sencilla: sí.

Los blogs, las redes sociales, Twitter, los marcadores sociales, los wikis… con diferentes características, distintas funcionalidades y posibilidades y diferentes usos, tienen en común que son entornos de conversación, de participación. Conversar es compartir y compartir es conversar. Quien entienda que un espacio de diálogo es un buen escenario para difundir sus monólogos, lógicamente, está en su derecho, pero… ya saben, Social Media no es Mass Media low cost.

Queremos destacar aquí, a modo de ejemplo, interesantes conversaciones, entendidas como servicio, de algunas marcas, empresas y organismos de la Administración pública (no están todos los que son, pero sí son todos los que están) cuya presencia en el entorno Social Media se basa en una estrategia participativa y en un enfoque de compromiso a largo plazo con el mercado y los ciudadanos.

Conversación en Facebook:

Gallina Blanca en Facebook. ..Brekkies excel en Facebook.. .Júlia Perfumeria en Facebook.. .Guía Repsol en Facebook.. .Feliway en Facebook.. .Nestlé Postres España en Facebook... Xunta de Galicia en Facebook… Congelados La Sirena en Facebook

Conversación en Twitter:

Gallina Blanca en Twitter……Brekkies excel en Twitter…...Caja Navarra en Twitter…..Coca Cola españa en  Twitter……Currofile en Twitter

Como constatación de que, desde el otro lado, las personas esperamos de las empresas y las marcas atención, conversación y servicio, valgan los datos y las conclusiones que recoge el informe publicado el pasado mes de marzo por la Consultora ATG: Live Help: Global Consumer Views & Trends (pueden descargar el PDF desde aquí haciendo click sobre la imagen), donde se recogen las inquietudes y preferencias de los compradores online a la hora de obtener ayuda y asesoramiento instantáneo y en directo mientras realizan sus compras. El estudio es interesante y éste es un párrafo de las conclusiones:

“The survey data indicates online businesses have the opportunity to reduce their shopping cart abandonment rates significantly if they deploy live help options for customers. With more people heading online, companies need to give customers choices and consider how live help services can best support their overall e-commerce strategy”.

Aún así, a pesar de la Web 2.0, la Web 3.0 (semántica) de la que llevamos mucho tiempo hablando, la Web 4.0 (de la que hemos hablado también mucho pero últimamente menos), y la Web Squared, de la que estamos empezando a hablar ahora y que, como concepto (y como realidad inminente, si es que no lo es ya…), engloba las anteriores, a pesar, decíamos, de que todas estas Webs son el paradigma de la conversación en el más amplio sentido, todavía hay una mayoría de marcas, de empresas, y de personas también, que participan como si estuviésemos en un entorno de difusión y no de conversación. Conversar no es algo intrascendente ni tampoco es gratis, requiere esfuerzo, recursos y vocación de servicio.

Por cierto, para ilustrar un poco más la últimamente tan en boca de todos Web Squared, seguramente nada mejor que un presentación como ésta:

Y termino este post diciendo dos de las cosas que más complicado le resulta decir  a las empresas y marcas cuando se deciden a entrar en la Gran Conversación: buenos días, buenas noches… lo ven, si tampoco es tan difícil.

José Antonio Rodríguez @jarodriguez